Muchos tenemos la sensación de que los niños son cada vez más maleducados y caprichosos. Es normal que, como padres, podáis sentiros perdidos cuando vuestros hijos reaccionan de cierta manera, pero por suerte hay una madre en América que ha decidido marcar el camino y nos ha dado una lección a todos nosotros pero sobre todo a su hija.

Esta niña de 6 años estaba llorando desconsolada porque no estaba contenta con el regalo que le acababa de hacer su madre. Según la pequeña, su estuche es igual al del resto de sus compañeros de clase, algo que, por lo visto, no le parecía bien. Sin embargo, la contundente reacción de la madre ha dejado a todo el mundo anonadado.

Haley (la madre) decidió compartirlo en Facebook y a partir de aquí se hizo viral acumulando “me gusta” y comentarios. El vídeo empezó con Haley diciendo lo siguiente:

 “Fui a tres negocios diferentes para conseguir este estuche que mi hija había pedido. Cuando la sorprendí con ese regalo, ella lo miró, lo agarró y lo tiró al cubo de la basura. Después se encerró en su cuarto dando un portazo. Indignada, gritó: ‘Eso es estúpido, todos en mi clase lo tienen. Ya no lo quiero’”.

Esta madre soltera ha tenido que trabajar mucho para poder darle todo lo que necesitaba a su hija, con lo cual siempre ha querido enseñarle que las cosas tienen un valor.

 “Me di cuenta que, a pesar de que siempre le había enseñado a ser agradecida, necesitaba un pequeño toque de atención. Así que antes de volverme loca con mi hija, me tomé un segundo y le dije: ‘Ok, déjame que voy a buscar el estuche que vas a usar’. Cuando volví con una bolsa de plástico con cierre hermético, de esas que se utilizan para guardar alimentos en el congelador, ella enloqueció”.

La hija de Haley quería ahora el estuche que su madre le había comprado en vez de la bolsa de plástico, pero ya era demasiado tarde ya que la madre consideraba que debía aprender la lección y que, después de todo, no era un castigo tan duro y, sin duda, era merecido.





 “De repente, el estuche que ella había tirado a la basura era perfecto y la bolsa de plástico era horrible. Pero ya era tarde. Le dije que agarrara el estuche de la basura y que buscara a un niño para regalárselo. Un niño cuyos padres no tuvieran recursos para comprarle material escolar o alguno que ni siquiera tuviera padres”.

Obviamente, el castigo fue acompañado de una explicación a su hija a quien le decía que no tenía que exigir regalos y debía valorar la suerte que tenía y, por eso, ahora iba a usar esa bolsa de plástico y debía encontrar algún niño a quien le hiciese falta el estuche y dárselo.

 “Tal vez yo reacciono de más en algunas ocasiones, pero lo cierto es que yo hubiera dado cualquier cosa con tal de tener todo lo que ella tiene ahora. Yo creo realmente que cambiar tus percepciones y simplemente ser agradecido puede cambiar cualquier situación en la vida”.

La mujer ha sido muy elogiada en redes por poner un castigo (o consecuencia) que no es abusivo con el niño pero, sin embargo, es firme y enseña una valiosa lección.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: lavanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO