Seguro que no han sido pocas las veces en las que te has quedado embobado mirando a cualquier punto de la calle, a una persona tan concreta como desconocida, y te has preguntado por cómo ha llegado hasta allí, por qué hace, porqué viste como viste y se ve como se ve.

y es que es normal, cada uno tenemos nuestra propia historia, con sus más y sus menos, y es común que en algún que otro momento de profundo aburrimiento y procrastinación nuestra mente divague en historias que, como no conocemos, nos acabamos inventando.

De esto es justamente de lo que venimos a hablar hoy, pues hay casos en los que llegar a una conclusión medio coherente resulta más fácil que otros, y tenemos algunos que lo dejan todo bastante claro:

1Larga vida al Rey.

Nunca nos acostumbraremos del todo a ver esta escena, no importan las veces, ni la versión.

2Si la cenicienta hubiese sido una película de coches.

3

Ahora tendrá que ir uno a uno a todos los garajes del reino para buscar el coche indicado.

4Esto debe tener una explicación increíble.

«Y cuando fui al salón, me encuentro con que un pavo se había cargado la ventana con una pelota y se metió a buscarla. Encima, el pavo con la poca vergüenza de estar ahí tan pancho y no me ha pagado ni el cristal».

5Todos nos hemos despertado alguna vez en un sitio más confuso de la cuenta.

Pero seguramente lo de esta chica sea considerablemente más épico que lo que fuera que te pasó a ti.

6La historia de cómo tu gato aprendió a teletransportarse a lugares confusos.

En serio. ¿Cómo fue capaz de entrar ahí sin andar tirándolo absolutamente todo a su paso?

Su primer sueldo.
Trabajo infantil a parte, sí, esa es la cara que se te queda la primera vez que ves en qué queda tu sueldo una vez te retiran los impuestos…

7Se masca la tragedia

Esto parece una escena de padre de familia en la que al final no pisa la cáscara y no ocurre nada.





8Que todos lo hagan mal no significa que pase a estar bien.

Eso sí, sin duda, el primero en liarla tenía madera de líder.

9Cuando Google maps se entera de que le insultas y te ríes de él y decide tomarla contigo.

Seguramente en lo que esperaba la grúa, el protagonista de esta historia se acabó montando un «Doctor Mateo».

10Volver a aprender.

Esta mujer sufrió una grave pérdida de memoria. Ahora su marido la ayuda a aprender a hablar de nuevo.

11La representación de la desesperación y el dolor.

12

Todo en una misma imagen.

13Siempre juntos.

Este señor sigue tomando el té con su difunta esposa.

14Esperando a la primavera.

O a que vuelva a llover en general. MEnos mal que no es Murcia.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de facebook e Instagram.





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir