Cuando es el cumpleaños de algún familiar o amigo nuestro, intentamos siempre buscar lugares creativos e innovadores en los cuales nunca hayamos estado con anterioridad. Lugares recomendados por las páginas principales de comidas en Instagram e incluso recomendaciones de colegas del trabajo que parecen un poco pedantes. Nos fiamos, reservamos y allá estamos. Sentados delante de un plato más raro que un niño sin un moco en la nariz y con un envasado un poco extravagante para nuestro gusto. De repente, notamos cómo una gota fría y decidida se va deslizando por nuestra mejilla, mientras los invitados y el cumpleañero se nos quedan mirando con cara de póker. Todos sienten pena por ti, ya que esa será la última vez que te toque hacer una reserva importante.

Hoy os enseñaremos un repertorio de personas que también han ido a restaurantes demasiado extravagantes y que, al estar allí, han deseado estar en la pizzería de al lado de su casa y pedir una pizza margarita. ¿Queréis ver que platos les llevaron para comer a estas personas? A continuación:

1El cofre escondido

Este cofre parece una recompensa del reality de Telecinco “Supervivientes”. Al pasar alguna prueba física o de cultura general se les da una recompensa envasada en platos extraños. Pues bien, ese cofre sería ideal para llevar los espaguetis.

2Suculentas piedras con musgo

Aparte de que el plato es lo menos apetecible del mundo, debes tener los dientes de metal para poder morder la piedra. Y la crema esta de musgo tiene que ser también lo mejor para tu flora intestinal.

3Los tacos nacen del árbol

Si niños, si queréis comer un taco, solo tenéis que ir al árbol más cercano. No es broma chicos, no lo hagáis, seguramente solo habrá mandarinas o alguna seta tóxica.

4El cóctel más extraño

En esta boda quisieron poder espaguetis para el cóctel. Solo llegar al restaurante quisieron que la gente se deleitara con un cóctel de espaguetis. Seguro que eran italianos…



5A reciclar se ha dicho

Esta gente no está haciendo un favor a la naturaleza: consumir y consumir bolsas de plástico para que la gente coma mazorcas partidas y algo más que no queremos saber qué es, es lo peor que puede hacer este restaurante. Ahora, lo poco higiénico que es también es un delito.

6Cola con helado

A veces algunos chefs se pasan de innovadores. Hay cosas que podrían haber sido inventadas hace tiempo. Y alguien decidió no hacerlo… Sería por algo.

7Sardinas al sol

Estas sardinas tienen que secarse bien antes de comérselas. El pan con tomate lo tienes abajo, pero vigila que no te comas el papel de aluminio que hay por encima. Encima, te ponen un par de tomates Cherry porque sí, porque queda bien.

8Más piedras que comida

Este plato tiene más piedras que el río Ebro. Hay más piedras que comida… Eso es peligroso, porque todo lo que pones en el plato en teoría se tiene que poder comer…

9Un medidor de bebida

Esto sirve para que cuando vayas al hospital a causa de un coma etílico, puedas decirle al doctor exactamente cuánto alcohol has bebido esa noche. Eso si te acuerdas de ir sumando…

10Cero apetecible

De verdad, ¿alguien se comería esto?

11Piña colada, literal

Esta piña la han tenido que poner entre hielos, quemarla y ponerle alcohol. Es que, sin el alcohol, eso es imbebible.

¿Tú también has estado en un restaurante tan… peculiar como estos? Cuéntanoslo todo en los comentarios.



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.