A ver, nosotros somos de los primeros partidarios de que en la casa viven todos, y todos se lo tienen que currar. Pero luego está EL TEMA. En toda familia hay un inútil que se carga cualquier teoría de trabajo en equipo, o al menos en lo que a la cocina se refiere, y es que los cuchillos, fogones y demás cosas que podrían matar a alguien en un descuido, no es algo que se pueda dejar al cuidado de cualquiera.

Y ni se te ocurra creer que esto se soluciona acercando a estas personas (por llamarlas de algún modo poco ofensivo) a la sección de precocinados del súper, porque no; el microondas tampoco te salvará de que le metan fuego a la casa que aún no has terminado de pagar.

Si no nos crees, hoy te hemos dejado por aquí una galería de gente que exclusivamente no tienen ninguna idea de cómo funciona un microondas.

1

Por favor, enseñen a los jóvenes a usar los electrodomésticos antes que los móviles. «Pues oí que estaba bien poner tu móvil en el microondas para cargar su batería. Mi cargador estaba roto y me quedaba poca carga, así que pensé en probarlo… Esto fue lo que pasó».

2El listo que se preguntó qué pasaría si metes un subrayador en el microondas.

Poco más y se puede apañar también una boa de plumas o una peluca la mar de monas, fíjate.

3El chef del fuego.

Si te gusta comer carbón del malo, te encantará la especialidad del chef: macarrones con queso sin cocer, carbonizados al microondas. Dicen que se inspiró en Pompeya.

4Un mundo de color.

¿Cansado de la sobriedad del interior de tu microondas? ¿No quieres que tu comida se sienta en la sala de una morgue mientras la calientas? Pues ya sabes, sólo tienes que meter un puñado de rotuladores de colores, y a darle color al mundo.

5La variación asiática del mismo chef.

Tapita del ramen incluida.

6Cuando el tupper dice que aguanta el microondas, pero no.

Ahora parece más bien de diseño, inspirado en los relojes de Dalí.

7Premio al tonto del año.

«El marido de mi amiga pensó que podría meter su camiseta al microondas para que se secara más rápido.» A ver, majo, esto solo vale para calentar las toallitas de mano del chino.

8«Blanca Navidad»

«Este niño metió un huevo ya cocido en el microondas para cocerlo. No tengo palabras». Ahí, a pelo, sin agua ni ná’ de ná’.

9Este acción de gracias fue la bomba, eso seguro.

Pero literalmente, esta chica fabricó una bomba casera, metiendo una calabaza en el microondas. Incluso lanzó por los aires la puerta del electrodoméstico.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en lso comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir