Sí, «una imagen dice más que mil palabras» esa nos la sabemos, y sabemos que es el típico mantra del tipo de persona a la que le encanta dar las cosas por sentadas.

Pero nosotros no somos así.

Claro que una imagen dice más que mil palabras, pero si además la miras más tiempo, la cifra empieza a subir, y ya si le dedicas ratos diferentes en un día, verás que no estás en CSI porque no quieres.

Y es que sino, ¿de qué otra manera explicas que con tu selfie de turno, tus padres puedan saber hasta lo que desayunaste el día anterior?

Todo es capacidad de observación, mi pequeño saltamontes, y hoy la vamos a entrenar y estrenar un poco con estas imágenes que te hemos traído.

1¿Qué hay en la alfombra?

¿Un gato tumbado? ¿Un gato dibujado? ¿Unos ojos flotantes? ¿Un ser diabólico dispuesto a no dejarte dormir nunca? Un poco de todo, tú ya me entiendes.

2No, no es un pastel.

Sólo fíjate bien: conoces esa textura.

Probablemente nunca esperaste ver un queso tan confuso como este

3Todo a juego.

¿No te encanta cuando te da por fijarte en algo, y de pronto ves que las cosas más aleatorias pueden ir a juego? Eso sí, no mola que esto te lo digan con tu vestido y las cortinas de tu abuela.

4La foto está perfectamente.

Lo que ves en ella no es una distorsión ni algo extraño que se le ha añadido, sino un coche color cromado. ¿Ves la rueda?

5Todo tiene una explicación.

Porque no, seguro que no estás viendo cómo una pila gigante abraza a un niño, no tiene mucho sentido.

Pero sí que lo parece, ¿eh?

6Cara-culo es un insulto…

Pero Culo-cara… eso ya no lo tenemos muy claro. Eso sí, es curioso, desde luego.

7«La gallina que cruzó la carretera»

Venga, seguro que escuchaste esto alguna vez.

8El ninja definitivo.

Ni naruto ni hostias. Cuando lo veas ya será tarde para tu existencia.

9Podría ser, pero…

Qué va, solo es un efecto óptico provocado por el despatarre del muchacho en cuestión.

10La lechuga se ríe de ti.

Y de tus torpes intentos de hacer dieta. O ella, o tú. Tú decides, pero solo puede quedar uno.

11¿Quién te envía?

Cuando pienses que eres poco fotogénico, por favor, vuelve a este artículo para entender que siempre puede ser peor. Qué malo es un mal ángulo o un movimiento para una cámara.

12Dedos de madera.

Puede que lo hayas pensado, pero no, no están dibujados. La madre naturaleza quiso «echarle una mano» a esta persona.

13Un poco de amor.

¿A que parece la típica foto para pedir likes en Instagram? Pues ya sabéis lo que toca.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir