Hay veces, que tenemos por costumbre hacer cosas que nunca contamos a nadie. Nos cuesta revelar y admitir que hacemos cosas tan asquerosas que a cualquiera que lo viera le darían ganas de vomitar. Pero lo cierto es que a estos que les están dando arcadas, también lo hacen, pero claro, cuesta admitirlo. Costumbres tan integradas como hacer pis en la ducha, escupir en lugares públicos hasta hurgarte la nariz y comerse los mocos.

Aun así, aunque se vea como algo asqueroso y repudiado por todas las personas de nuestro planeta, cabe decir que 8 de estos hábitos son bastante saludables para nuestra salud. ¿Quieres saber qué beneficios puede aportar comerte los mocos? Te lo revelamos a continuación gracias a Genial:

1Orinar en la ducha

Aunque jures y perjures que tú nunca lo has hecho, no te creemos. Los últimos estudios nos revelan que el 75% de la gente ha orinado alguna vez en la ducha, y es que quitando que sea asqueroso, el ácido úrico y el amoniaco de tu orina puede ayudar a evitar que tengas hongos en los pies. No solo eso, sino que puedes ahorrar agua y papel de baño.

2Escupir

Aunque escupir en la calle es algo asqueroso y sí que incívico, escupir mientras entrenas, puede ayudarte a respirar mejor. Al hacer deporte, segregamos demasiada saliva ya que, en lugar de respirar por la nariz, respiramos por la boca. Eso hace que nuestro patrón de respiración se regule.

3Masticar chicle

Lo que se ha demostrado con los chicles es que ayuda a estudiar y hacer exámenes. Ayuda mucho más que la cafeína. Masticar chicle puede ayudarte a enfocarte, a memorizar y a reducir el estrés.

4Tirarse gases

Tu cuerpo libera gases unas 14 veces al día aproximadamente. Aunque no te des cuenta, también lo haces de 3 a 5 veces durante la noche. En general, en la digestión se empieza a producir dióxido de carbono y metano que al cabo de unas 6 horas empiezan a producirse gases.

5Eructar

Eructar después de comer es realmente bueno para el estómago. Ayuda a liberar el aire que sobra. Mantener el gas dentro del estómago puede causar un golpe de ácido gástrico en el esófago y eso puede producir dolor en el pecho.

6Morderse las uñas

Al morderte las uñas consumes algunas de las bacterias que están en ellas. El sistema inmune empieza a producir glóbulos blancos que ayudan a combatir estas bacterias.

7Comerse los mocos

Esta costumbre, aunque parece ser una guarrería, es muy bueno para tu sistema inmune. Así, también puedes combatir bacterias dañinas para tu salud.

8Saltarse las duchas

Saltarse alguna que otra ducha entre semana, hace que no pierdas los aceites esenciales de tu cabello y de tu piel.

¿Has flipado con estas costumbres asquerosas pero saludables? ¿Practicas tú alguna de ellas? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir. Genial Guru.