Son muchos los que creen que no se puede tener todo en esta vida, y que en algún momento, todos deben elegir qué van a potenciar realmente como sus puntos fuertes, ya sea la forma física, el intelecto, la ética, el atractivo… pero la cuestión es que en teoría, al menos, hay que elegir.

Es por esto que a quienes destacan realmente en alguno de estos aspectos se les da un merecido reconocimiento, normalmente, fruto de haber ganado diversas competiciones, y sí, entre ellas destacan algunas como los concursos de belleza, que es justo de lo que vamos a hablar hoy.

Y es que por mucho que queramos decir que la belleza está en el exterior, pues bueno, hay que reconocer que guapo se es, o no, pero lo que es innegable es que si un dios caído del cielo te suelta una tontería como un piano de grande, pues un poco de atractivo sí que pierde, qué le vamos a hacer.

¿Quién no ha conocido alguna ve a un guapo que enamora hasta que abre la boca? Pues eso es justo lo que ha pasado en esta ocasión con Marta López una de las candidatas a Miss World Spain de este año. El momento ha sido uno de los más comentados por los espectadores que han estado siguiendo la edición.

La modelo, que a pesar de ser procedente de Granada, se presentaba por Jaén, quedó eliminada tras una ronda de preguntas que dejó a todo el mundo desconcertado.

Que sí, que sabemos que lo de los patinazos en las respuestas a preguntas complicadas en este tipo de certámenes son todo un clásico, pero no por eso vamos a cansarnos tan pronto de ellos.

¿Qué enfermedad curaría (si pudiera)? ¿Por qué?

Sí, podría haber sido mucho peor, podrían haber buscado algo bastante más complejo y ajeno a su entorno, especialmente en estos momentos, en los que ha pasado poco tiempo luego de que ella misma acompañase a su pareja, el presentador Kiko Matamoros, a una operación por unos tumores que éste padecía. 

De hecho, creo que la gran mayoría esperaba que sus palabras fueran dedicadas al caso de su pareja, pero parece que tenía la cabeza en otra parte, y al final acabó yéndose por las ramas de una forma algo extraña.

Os dejamos el momento del VÍDEO, que sabemos que es lo que os gusta:

Sus palabras fueron acompañadas por un nerviosismo evidente, tal vez por la misma sensación que ya hemos visto antes en algún que otro discurso de Rajoy, en el que se dan cuenta del lío que están montando a medio camino, siendo ya tarde para parar.

“Si tuviera que elegir una enfermedad sería el mal. Que es una enfermedad que está presente a lo largo de la historia. Si el ser humano no tiene la capacidad de expresar su bondad como quisiera… Es la parte negativa de la sociedad”, comenzó la joven, que posteriormente remató afirmando que “el mal es la enfermedad que el progreso trae y está en nuestras manos curar esa maldad con la bondad”.

Este traspié la dejó fuera de la última ronda, clasificando como ganadora a la cordobesa María del Mar Aguilera, mientras que Marta se llevaba a casa un merecido quinto puesto y una mención especial por el apoyo del público.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La vanguardia