En este mundo globalizado, en el que todo el mundo tiene los mismos cojines baratos de esa tienda sueca de muebles, aún hay un grupo de rebeldes sin causa, que se niegan a que sus hogares sean otro copia y pega más.

Esta resistencia tampoco es que viva (necesariamente) montada en el dólar, y es que hay otras muchas opciones para quienes prefieren vivir en un entorno más original y que los represente como individuos, aunque eso acabe desencadenando, para muchos, en vivir en algo que más que una casa, parece un bazar.

Una de estas opciones que os hemos mencionado es, probablemente, la más divertida e interesante: comprar en tiendas de segunda mano y mercadillos.

Sin duda son lugares de lo más únicos, por lo que allí podrás encontrar prácticamente cualquier cosa, y si no nos crees, mira la galería, a ver qué te llevarías tú a casa.

1Para que te hablen directamente al oído.

La nueva dueña de este teléfono fijo lo compró por recordarle a los Rolling Stone. No niega que le fue difícil encontrarle un buen sitio en casa, pero ese es un talento que hay que tener.

2En realidad es doble.

Este sillón victoriano de cortejo fue encontrado en una cuneta. Está dividido en dos, por lo que es cómodo para que lo use más de una persona.

3Las chapas siempre molan, pero esta más.

El empoderamiento femenino no es una moda, ha venido para quedarse. En los mercadillos es fácil encontrar muchas chapas inspiradoras.

4La decoración navideña, a otro nivel.

Alguien de mente brillante (nunca mejor dicho) pensó que sería buena idea enmarcar un árbol de navidad para las casas en las que no cabe uno real. ¡Y tenía toda la razón del mundo!

5La frikada del día.

Esta edición antigua de «El Señor de los Anillos» con las pastas de madera grabada se consiguió en una tienda de segunda mano de barrio por 13 euros. ¿Cuánto crees que valdría en Ebay?

6Una mano gigante de una tienda de segunda mano.

Y dirás: «¿y esto para qué sirve?» y nosotros te respondemos: «Busca Fisting en Google».

7El lugar al que van las mariposas del estómago.

Parece que a la gente se le olvida cómo funciona realmente el ciclo de la vida.

8Al final estaría tocando un ukelele.

Estas Marioshkas de los miembros de Queen son sin duda una de las cosas más curiosas que se podían encontrar.

9Un muñeco voodoo… extrañamente alegre.

Es como si te lo hubiese hecho tu bisabuela con la funda del sofá.

10Para alguien que de verdad ama el vino.

La enfermera dueña de este tapón de vino de bronce que se puede reutilizar dice que es su posesión más preciada; vino y corazón son dos conceptos íntimamente relacionados, y nunca mejor dicho. A nosotros nos encanta.

11Para que esté cómodo el señor.

Este sillón chester es ideal para el descanso de tu lagarto o de tu iguana porque desde luego no te cabrá nada que sea ligeramente más grande.

12Los quieres.

Estos retratos gatunos se vendían por menos de 4 euros. La mejor inversión de tu vida.

13Ahora se siente acompañado.

Eso sí, es un gato de pocas palabras.

14Probablemente lo más creepy que podrías encontrar.

Lo más normal del mundo: encontrar dientes reales en el rastrillo de una casa. Si querías una excusa para mandar a la poli a la casa del vecino, es tu momento de brillar.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instgaram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: cultura inquieta.