Es bien sabido que la belleza es algo subjetivo; no obstante, la sociedad, los medios de masas y ahora también las redes sociales, se encargan de crear una serie de conceptos que hacen que se den ciertas «coincidencias» entre los rasgos que se consideran atractivos en según qué comunidades.

Esto hace que sean muchas las personas que se obsesionan con su físico, llegando incluso a ponerse en situaciones de riesgo y afectando a su salud.

Pero ¿cómo han afectado estos cánones impuestos por la moda al mundo real? Hoy os dejamos con una galería creada por una serie de diseñadores de varios países, que editaron la cara de una joven para adaptarla a los gustos de las diferentes naciones. ¿Crees que son realistas? ¿Cuál se acercaría más a tu gusto personal? ¿Cómo crees que sería el de España?

La versión rubia

La melena rubia, ojos verdes y labios destacados son la gran apuesta para la belleza americana. Además, han reducido el tamaño de la cabeza, dándole una forma muy diferente de la original.

El lado más formal.

Una estética mucho más controlada es la que proponen los ingleses. Una piel libre de imperfecciones, el maquillaje marcado y el recogido perfecto. Lo más destacado sería la eliminación completa y absolutamente antinatural de las ojeras.

Un filtro de belleza.

Aparte de mejorar el color de la piel para que no parezca que la foto la sacaron en una morgue, los serbios se han limitado a aplicar lo que parece un efecto de maquillaje estándar de una aplicación cualquiera.

La bipolaridad filipina.

Viendo la versión de los filipinos, cualquiera imaginaría lo felices que se pusieron cuando se estrenó Crepúsculo. ¿A qué viene ese aire tan vampírico?Y sí, se rayaron un poco, por lo que presentaron dos versiones: la «darky», y esta de oficinista normal y corriente.

Esta gente; o calvos, o con tres pelucas.

Ojos bonitos y un poco de playa.

El gusto pakistaní es simple y clásico, una mirada bonita y un bronceado sano es lo mejor para conquistar.

Las costumbres, lo primero.

El maquillaje es importante, pero obviamente lo que más resalta es el atuendo.

Con una sombra de ojos ya están contentos.

Seguramente, el retoque más simple del experimento, por allí solo tienes que pasarte por la sección de maquillaje del súper y ya está todo arreglado. Qué alegría, ojalá todo fuera eso.

La importancia de hacerse las cejas.

A los italianos les mola el rollo natural y todo eso, pero las cejas hay que tenerlas controladas. Eso sí, un poco más finas de lo que se ve por aquí.

Mujeres bombilla.

Estos lo flipan con los gusiluz, pero no vamos a deciros qué hacen con ellos, porque sino ya no dormís.

De noche todos los gatos son pardos.

Consejo de belleza de la india: mejor apaga la luz, maja.

Más maquillaje que persona.

El maquillaje cargado a tope, de este que se pone con espátula y cañón.

Recuerdos de Auschwitz

Otros que no superaron el boom de Crepúsculo.

Lo que importa es el parné.

A los chilenos lo que les mola es que haya brillo de por medio. Y un moño chino, por alguna razón.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Enfemenino