No se le puede caer bien a todo el mundo, por lo que si intentamos vivir esforzándonos por conseguir algo tan imposible como ello, probablemente lo acabes pasando bastante mal.

Eso sí, también te tenemos que decir que hay gente con la que es mejor forzar un poco las cosas para caer bien, como puede ser tu cirujano, dentista, o suegros.

Y sí, con los peluqueros también es mejor hacer buenas mugas, en general, porque entran en la categoría de «personas que pasan cerca tuyo con objetos punzantes», pero aparte de eso, es porque tienen una facilidad pasmosa para joderte la vida.

Al menos piensa en que suelen dejártelo fácil con las charlas amenas, y aprovéchalas, porque sino puede que un día acabes como las personas que te hemos traído hoy a esta galería.

1El tupé torcido.

Este tipo nunca saludaba a su peluquero, lo trataba sin respeto y no paraba de quejarse de dolor con cualquier cosa. A los artistas del peinado no les gustan los quejicas.

2Le arañó el gato.

Probablemente comparte peluquero con Garfield, Isidoro y Félix.

3El hombre cebolla.

Quiso intentar un nuevo look para su estreno en televisión y su peluquero llevaba guardándose una desde hacía tiempo.

4La Redneck del Conquero

Seguro que nunca te esperaste encontrarte a la típica señora del barrio con estas greñas, pero es lo que pasa en los sitios pequeños, que si puteas a alguien de la cola dándole por culo con el carrito en los tobillos, al día siguiente, esa persona puede ser tu peluquera…

5Tampoco les gustan los chulos.

Al peluquero se le habla con respeto.

6Tampoco les entusiasman los modernos.

Si un peluquero te aconseja que lo que tienes pensado NO ES TAN BUENA IDEA EN LA VIDA REAL, escúchale.




7Normal que fuera a la cárcel.

Si me dijeran que simplemente lo detuvieron por llevar el cabello así, podría creerlo muy fácilmente.

8Sí, es un Jedi.

Es sólo que no tiene la trencita hecha. Os recuerdo que esto una vez se puso de moda.

9Colores fantasía:

Los peluqueros están terriblemente hartos de decir que no son buena idea.

10El hombrecillo

Y no porque sea bajito, sino porque su peluquero lo maldijo a convertirse en un híbrido entre hombre y cepillo.




11Las trenzas pegadas no son para todos.

Además, es bastante probable que te quemes la cabeza por todas esas zonas que tu cabello ya no cubre.

12Así la oreja coge wi-fi. 

Sí, los diseños con rapados ya se quedaron bastante atrás.

13El amante de las rayas.

Sí, de todas.

14Cuando pides el corte a capaz y lo que entienden es «Por favor, hágalo lo peor posible.»

Al menos el color se ve bien.

15Imitando a las asiáticas:

Sí, este estilo ya es suyo.




¿Qué te pareció este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir