Somos animales sociales, y nos encanta sentirnos retados en cualquier ámbito, y si la tarea tiene algo que ver con demostrar lo extrovertidos que podemos llegar a ser, se nos hará más atractiva y no podremos evitar querer participar.

Pero como ya nos hemos dado cuenta con algunos casos anteriores, no todos los retos nos salen como buenas jugadas al final del día, y esto es lo que puede estar pasando con el último reto de moda, cuya principal novedad es que en lugar de darse en Instagram, es por Whatsapp, lo cual afecta mucho más a nuestra intimidad.

Es justamente por este factor que la guardia civil se ha visto obligada a tomar cartas en el asunto y dar el aviso de los posibles peligros y riesgos de esta extraña práctica.

El reto de «El vecino de número»

Este reto funciona de una forma de lo más sencilla, siento este aspecto su principal atractivo: cualquiera puede hacerlo.

Esta iniciativa consiste simplemente en guardar en la agenda de tu móvil un número que coincida con los ocho primeros dígitos del nuestro, dejando el noveno un valor por encima o por debajo del nuestro.

De esta manera, si el número acaba en uno más, tendremos a nuestro vecino de arriba, mientras que si acaba con un valor por debajo, será nuestro vecino de abajo. Finalmente, el reto acaba al compartir el resultado obtenido, ya sea por Twitter, Instagram, Facebook o incluso a tus demás contactos de Whatsapp.

El juego encuentra el equilibrio perfecto entre lo curioso, simple, y arriesgado.

Cómo empiezan los problemas.

Como seguro que habéis escuchado alguna vez de boca de vuestros padres, todo son risas hasta que alguien pierde un ojo, y aunque no sea literal en este caso, no quita que hay que ser capaz de mirar con una perspectiva responsable los momentos de «diversión».

Y es que han sido muchos los usuarios que no se han molestado en censurar los números de teléfono antes de subir a la red los resultados de sus retos, exponiendo datos personales ajenos y propios sin control alguno.

Además, ahora que la aplicación de chat también está ligada a instagram y Facebook, se te permite el acceso a los perfiles en redes sociales de una persona sólo con tener su número guardado, dando acceso a más datos personales, fotografías y una gran cantidad de material privado y delicado.

También es posible acceder por medio de todas estas conexiones (Aunque de una manera mucho más rebuscada) a los datos bancarios y otros más personales aún, dejando una ventana abierta a los delitos de hacking.

En vista de todos estos riesgos, la Guardia Civil no ha tardado en publicar un tuit pidiendo responsabilidad y cabeza para que los usuarios del chat no caigan en “ningún reto viral que ponga en riesgo la privacidad”.

“Evita compartir datos personales con tu vecino de número o publicarlos en redes sociales”.

El Español ha realizado una entrevista al teniente Daniel Jiménez del Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) de la Guardia Civil, que ha resultado bastante claro con sus palabras:

“En WhatsApp, cualquiera puede ver sus fotos de perfil, sus estados y las frases que acompañan a la cuenta”.

“Pueden averiguar de todo. Si además tienen unos mínimos conocimientos de informática, puede que no les sea muy complicado dar con nuestras contraseñas y entrar en nuestros perfiles y nuestro correo electrónico”.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has probado el reto? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Huffington Post