La industria del cine mueve mucho dinero. Tanto dinero que lo más importante de una película es que todo se adapte perfectamente para que, al picar la plaqueta y al decir “Acción”, esté todo listo y preparado. En una gran producción cinematográfica intervienen muchísimos profesionales sin los cuales sería imposible llevarla a cabo: directores, guionistas, los de efectos especiales, etc. pero ¿Y los maquilladores? Son más o igual de importantes que los otros y enseguida os mostraremos el porqué.

Estos talentosos maquilladores, muchas veces, son más valorados que los propios actores. Y es que saber transmitir en pantalla las características físicas de un personaje complejo, es muy difícil y farragoso. En ocasiones, estos maquilladores transforman a los actores de personajes irreconocibles por los televidentes. Y es que a veces los fanáticos más leales no pueden reconocer a sus estrellas favoritas.

A continuación os mostraremos un repertorio de imágenes que si no te llegamos a poner una foto del actor, bien seguro que no los reconoces. ¿Los habrías adivinado?

1Robert De Niro: El monstruo de Frankenstein (Frankenstein, 1994)

¿? Nada que ver el actor con el personaje, increíble.

2James McAvoy: Sr. Tumnus (Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, 2005)

Este sí que se parece un poco más, pero tampoco es reconocible.

3Christopher Walken: Jinete sin cabeza (Sleepy Hollow, 1999)

Miedito da, pero lo cierto es que cuesta mucho reconocerlo.

4Alan Cumming: Nightcrawler (X-Men 2, 2003)

Esto es engañar… si lo pintan de negro…

5Mike Myers: Gato (El gato, 2003)

¿Quién diría que detrás del travieso gato se escondía Mike Myers?

6Benicio del Toro: Larry Talbot (El hombre lobo, 2010)

Impresionante la caracterización… miedo da.

7Warwick Davis: Griphook (Harry Potter y la piedra filosofal, 2001)

El amargado y serio contable del banco de la película de Harry Potter es una extraordinaria caracterización de la película, un currazo.

8Tim Curry: Señor de la Oscuridad (Legend, 1985)

Parece el mismísimo demonio.

9Nick Stahl: Roark Junior (Sin City, 2005)

Un poco de pintura amarilla y… ¡tachan!

10De cresta va la cosa

Pasa de chica con coleta, a punky con cresta, nada mal.

11Frankenstein

Le ha añadido el cabezón seguro.

A vosotros, ¿qué os ha parecido estas imágenes? ¿Te has quedado flipando con las caracterizaciones? Dejádnoslo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).