Muchos jóvenes se parten el lomo en casa, clases, cursos y universidades para aprender los más grandes secretos del marketing, que les ayuden en un futuro a conquistar a las masas con sus campañas y mensajes.

Pero como muchos bien saben, a veces el mejor lugar para aprender es la calle, ha sido la mejor escuela para algunos, y los hay que se graduaron con honores.

Para que entendáis a qué nos referimos, os dejamos aquí con una muestra de lo mejor de lo mejor:

1Lo que llevabas toda la vida buscando:

Y yo que solo encontraba de los del otro tipo…

2Y yo que pensaba que sería de letras…

Lo que creo es que no cuenta con que hay unos cuántos de esos que son bots…

3Sin lugar a malentendidos:

El tipo que hizo esto se sentía confuso por todos los tipos que había: de arena, de Sol, de pulsera, de bolsillo, de pared… con lo fácil que era hacerlo bien.

4Todos estamos de acuerdo.

Sus títulos anteriores, Ser huérfano es no tener padres y Ser político es no tener vergüenza, fueron todo un éxito.

5Me gusta imaginar por qué tuvieron que señalizarlo.

Seguro que más de uno lo intentó solo por joder.

6El tipo de los libros antes se dedicaba a la cartelería:

Al menos queda claro en mensaje. A veces me pregunto qué tan exasperante puede ser hablar con alguien que se explique de esta manera.

7«Si hay huevos de gallina hembra.»

No creo necesario en esa ocasión, pero si tuvieran por ahí los de gallina macho sí que estaría guay.

8Las Rerrebajas.

Con lo fácil que era decir «segundas rebajas»  y ya está, ¿verdad?

9Igual no todo el mundo se entiende con las flechas.

Pero vamos, que quien no comprenda las flechas, igual tampoco lleva muy bien lo de leer.

10Comida casera para comer.

Cuenta la leyenda que te atiende una madre a la que cuando le preguntas por el menú del día para saber qué hay de comer, siempre responde: «comida».

11«Pintamos casas a domicilio».

Y tú dirás: «¿Y cómo lo harían sino?»

Pues también es verdad.

12La reencarnación de Sherlock Holmes.

Fíjate lo que te voy a decir, que creo que lo ha acertado y todo.

13Al menos lo han dejado claro.

Lo mismo se encargaron personalmente y se aseguraron unas cuantas veces de que estaba bien muerto.

14¡Aviso!

Puede parecer innecesario, pero si supieras leer entre líneas, verías que realmente pone algo como «¡Aquí, de tocarse los huevos, nada!».

15El que hizo este cartel, no sabe lo que se pierde.

Yo les reto a que lo intenten.

16Si no sabe leer, pues se jode.

Alguien incapaz de leer «No pasar», no creo que pille lo de «Boletería».

17El ofertón del día.

Nadie querrá perderse esta oportunidad.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La guia del varon