9A ver, tampoco se trata ahora de pedir que este sea un mundo de puros eruditos, pero sí que es cierto que se supone que como raza humana hay un mínimo al que tenemos que llegar a nivel mental, aunque sea lo justo como para no ir cagándose encima por la calle (a partir y hasta cierta edad, por lo menos)

Es por esto que en ocasiones nos encontramos con algunas criaturas que nos sorprenden a pie de calle, porque se hacen llamar humanos, pero que tienen algo así como la inteligencia de una patata.

Puede que se os haya venido alguien a la mente por algún recuerdo rápido, o puede que os estéis preguntando cómo debe verse alguien de las características que hemos mentado, y por ello os traemos una galería de estas criaturas. Ahora, crean en algo o no, les pedimos que recen por ellas, porque lo van a necesitar.

1La del paraguas caro.

Si sólo su portátil pudiera pensar por ella… Ahora, el pelo lo tiene maravilloso.

2Steve.

«He estado viviendo tres años al lado del mismo tipo, creía que su nombre era Steve. Yo le llamo Steve, y lo tengo en mi teléfono guardado como Steve. He estado en su apartamento, hemos cenado juntos.  Su nombre es Brian. Su perro es Steve.»

Al menos se sabe la parte importante.

3Buscaba cobre y encontró oro.

Creí que había comprado entradas para ver a los Red Hot Chili Peppers, pero en realidad compré entradas para los Red Hot Chili Pipers– La mejor banda de gaiteros del mundo.

Como apunte, si no los conocíais, buscad algo suyo porque son geniales*

4Yo, Robot.

He comprado un coche hoy, y el vendedor me ha hecho confirmar con un boli, en papel, que no soy un robot.

Seguro que en los juicios tiene que jurar con la mano sobre un libro de Asimov.

5Un plan perfecto y sin fisuras.

Esto y no tener puerta es lo mismo, no lo hagáis en casa.

6Para las cosas importantes sí que nos unimos.

«La gente está donándole dinero a Kylie Jenner para que sea la mujer más joven y rica del mundo».

«Es oficial. Somos la civilización más tonta de la historia.»

7Señora, por favor, piense.

Esto es lo que pasa cuando el mecánico le pide las fotos de frente y de lado a una señora con el guapo subío’.

8Menos mal que lo aclaró.

«Instalado en: el techo».

9Y así siguen todavía.

La persona que hizo la foto se dejó las llaves dentro de su coche, por lo que tuvo que llamar a una empresa para que se hiciera cargo del problema. El asistente, al llegar se dejó las llaves en el coche y tuvo que llamar a la misma empresa para que enviara a alguien más.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos lo más tonto que te ha ocurrido en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: BoredPanda