Ser padre nunca ha sido una tarea fácil. Cuidar de un bebé que no para de mearse y cagarse encima y que, por las noches, tarda horas en dormirse, siempre ha sido un potencial dolor de cabeza. Pero hoy en día tenemos una ventaja con la que los padres de antes no contaban: las nuevas tecnologías. Ello supone una gran ayuda para la crianza de los más pequeños. Estamos más informados y disponemos de mejores técnicas que hace treinta o cuarenta años… vamos, que las cosas antes se hacían de forma diferente y aquí os traemos la prueba de ello.

Fotografías que nos recuerdan las cosas que hacían nuestros padres antes y que hoy, por razones obvias, serían una auténtica locura.

1No había problema con las comidas sólidas

Esto, que ahora sería un dramón, antes era la cosa más normal del mundo. ¿Un trozo de pizza? ¿Un cigarrito antes de irse a dormir? Nada importaba en ese aspecto.

2¿Que no se duerme el niño?

Nada mejor que pillar la carretilla del trastero y empezar a mecer a tu pequeño. Qué importa si no está homologada; lo importante es que se lo pase de rechupete.

3Comes como puedas

Ahora, esto sería algo muy parecido a una negligencia, ya que el bebé podría ahogarse al no poder sacarse el biberón de la boca.

4¿Para qué necesitamos los cinturones de seguridad?

Antes, cuantos más niños cabían en maletero, mejor.

5¿Asientos de bebé homologados?

Lo cierto es que antes, cualquier estructura encima de la cual se pudiese meter un bebé, era un asiento válido. ¿Hay un accidente y el bebé se parte por la mitad? Bah, no pasa nada.

6Sillitas de estadio

El tema de las sillas de seguridad para los bebés era otro mundo. Podríamos haber hecho este artículo solo con esas fotos.

7¿Hay que ir al cementerio a ver al abuelo?

No pasa nada, pillamos la bicis y nos olvidamos.

8¿Sujeción?

¿Eso que es? ¿Se come?

9De paso

Pero sin casco ni cinturón: puesta tal cual encima del asiento… ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Que se caiga y se abra la cabeza?

10Zumo de manzana

¿Un bebé pequeño consumiendo litros de zumo lleno de azúcar? Perfecto.

11Jugar con tu hermano pequeño

En aquella época, nuestra imaginación era el límite… si podíamos pensarlo, nos buscábamos la forma de poder hacerlo. Así de simple.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas fotografías? ¿Os tocó vivir algo parecido en vuestra infancia? Dejádnoslo en los comentario. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón.