No hay que llevarse cualquier cosa a la boca… y la prueba de ello es el sífilis. Pero dejando de lado ese polémico tema, hoy nos centraremos en hablaros de aquellos alimentos que consumimos de forma regular… y que no deberíamos consumir tanto por diversos motivos. Os avisamos: puede que os traumaticemos.

1Margarina

Tenemos que diferenciar este producto de la mantequilla. La margarina, por lo general, es más ‘artificial’, ya que puede estar fabricada con aceites de mala calidad. Tiene, como mínimo, las mismas calorías de la mantequilla, pero con grasas trans muy poco saludables. ¿Qué conseguirás con esto? Que suba el colesterol malo.

2Tomate en lata

Muchos enlatados tienen BPA, que no es más que un químico bastante jodido que puede resultar tóxico para muchas personas. Su consumo excesivo, puede provocar problemas en el sistema reproductivo, efectos negativos en el sistema neurológico o un aumento en la posibilidad de contraer diversos tipos de cáncer.

3Embutidos

Aquí el problema es el proceso que sufren estos animales antes de ser sacrificados. Son alimentados a base de piensos hormonados, antibióticos y una cantidad de medicamentos que, de sanos, tienen poco.

Si miráis vídeos de cómo viven estos animales en las granjas donde son criados, veréis lo deplorable de la situación. Las enfermedades que ahí se generan pueden pasar a nosotros a través de su carne.

4Aceites vegetales

El aceite no es que sea malo… pero si no es de calidad y se consume en exceso, se pueden producir situaciones de fuerte distorsión del omega 3 y 6 en el cuerpo. Si, además, el aceite se calienta, puede empeorar, ya que no todos están hechos para soportar correctamente los cambios químicos.





5Palomitas de maíz

Aquí el problema es algo diferente. Para que la grasa de la bolsa no se filtre al exterior, se utilizan unos químicos nada buenos para la salud. Conocidos como perfluoroalquilos, pueden causar graves problemas en las tiroides y en los sistemas reproductivos.

6Sal

Lo mejor es comer los alimentos con la sal que ya llevan incorporada. Pensad que, la sal procesada, por lo general, se compone de sodio en un 98% y, el resto, son productos químicos añadidos para absorber la humedad.

7Frutas y verduras no orgánicos

La mayoría de verduras y frutas están sometidas a una inmensa cantidad de plaguicidas… y esto, a la larga, no es bueno para nuestro organismo. El maíz y la papaya son los productos que menos plaguicidas llevan… pero, por el contrario, están muy modificados a nivel genético.

8Proteína de soja

La soja es un producto transgénico ya que, de otra forma, no se puede aislar su proteína. Está preparada para resistir fuertes plaguicidas… y, por ello, pueden ser peores para nuestros organismos.

9Endulzantes artificiales

El azúcar blanco, por ejemplo, no aporta ningún nutriente a nuestro organismo. Las calorías vacías que nos aportan ayudan a que podamos sufrir de, por ejemplo, sobrepeso o diabetes tipo 2. Eso y que te tirará los dientes.

10Harinas refinadas

Al retirarles la fibra… también se le retiran muchísimos nutrientes fundamentales. Comer este tipo de harinas en exceso hará que, por ejemplo, te cueste ir a cagar; así de claro te lo digo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta lista de ‘alimentos malditos’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Rolloid.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥