En un lado de la mesa teníamos a una amante de los mojitos cuya voluntad era la de recuperar a su pareja. Miriam, a sus 22 años, tuvo que dejar a su novia porque esta le fue infiel: «me vi saturada y no supe llevar los cuernos. Estando sin ella me di cuenta  de que, al verla, seguía sintiendo lo mismo. Me di cuenta de que estaba mejor con ella que sin ella». Pero es que Miriam quería dejarse de ambigüedades y aclarar, de una vez por todas, si retomaba la relación o no.

Ella se enteró de que su expareja se había apuntado el programa: «decidí llamar (al programa) y preguntar si podía venir yo antes de que rehaga su vida», confesaba Miriam. ¿Será esta la sorpresa del año en First Dates?

En el otro lado de la mesa teníamos a Anouk, una joven de 19 años que no podía esperarse para nada la persona que la estaba esperando en el restaurante. Cuando Carlos Sobera le preguntó si tenía una idea de quién podía haber pedido esta cita, ella no dudó demasiado antes de contestar «puede que mi expareja».

Cuando el presentador le preguntó por los motivos de la ruptura, Anouk tuvo que reconocer sus actos: «le fui infiel por error», reconocía ella. «Estábamos distanciadas. Empecé a hablar con una chica y, un día que estaba bastante mal con Miriam, pues le fui infiel».

La conversación en la mesa, como cabía esperar, fue bastante tensa y salieron todos los temas que, hasta ese momento, estaban en conflicto. ¿Por qué ella le había sido infiel? ¿Se lo volvería a hacer? Si volvían a estar juntas, ¿cómo sabía Miriam que no se lo volvería a hacer?

Podía apreciarse una atmósfera de confianza y tensión. Ambas se conocían y ello facilitaba la comunicación… pero también tensaba la situación en la medida en la cual y atenía una mochila llena de reproches… ¿serían insalvables?

Miriam no ocultó su mayor resentimiento: «Quedé como una cornuda arrastrada. Porque me pones los cuernos y encima voy yo detrás de ti. ¿Qué va a pensar la gente?»… y fue entonces cuando Anouk soltó la frase de película que acabó por dirigir el resto de la velada: «¿Y qué importa lo que piensen los demás?».

Como Miriam bien confesaba en el privado, una de las cosas que más le gustaban de Anouk era su chulería, y esta ya había hecho buena gala de ella. Llegados a este punto, ¿cómo acabaría todo esto?



Anouk le demostró estsar dispuesta a retomar la relación y Miriam decidió confiar en ella y darle una segunda oportunidad.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta cita? ¿Creéis que estas dos aguantarán después de todo esto que han pasado? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).