Ya es todo un clásico de clásicos el que cuando alguien pisa la isla de Supervivientes, vuelve a casa con unos cuántos kilos menos, y aunque se pueda pensar que es un apaño bueno para bajar peso, no es tan bueno cuando piensas en los efectos que deja el programa en la salud de sus participantes.

Pero lo que sí es novedad es que el «antes y después» más llamativo de un concursante haya sido previo al programa, como ha sido el caso que vamos a comentar en esta ocasión.

Aneth Acosta es una de las exconcursantes de esta última edición, quien ha sufrido para poder afrontar la gran cantidad de críticas que ha sufrido por parte de compañeros de programa y público, luego de haber resultado como la segunda en ser eliminada.

Acosta es una joven procedente de Perú, estilista, bloguera y experta en protocolo, además de ser amiga cercana de Isa Pantoja, tema por el que ya fue más que cuestionada en su último rifirrafe con Kiko, luego de que soltara trapos sucios por una supuesta noche de sexo lésbico en Cantora. 

La bloguera ha seguido con su vida manteniéndose al margen de las críticas y en esta ocasión ella misma ha sido quien ha sacado a la luz una parte de su pasado que no a muchos les gustaría, pero que sin duda ha sorprendido a todos.

Al salir del programa, la exconcursante quiso compartir una imagen en la que se veía realmente delgada, por el efecto de la isla, y luego de los comentarios que recibió al respecto, se decidió por compartir algo mucho más llamativo.

Con la intención de fomentar una bajada de peso correcta, conseguida a través de un correcto cuidado, ejercicio físico y buena alimentación, Aneth publicó una imagen suya en la que se la podía ver mucho antes de que fuese conocida, y la comparación es increíble.

Había perdido ni más ni menos que 17 kilos.



Todo esto lo acompañó de un mensaje de apoyo para aquellos que quieren dar un giro a su forma de vida, a través de empezar a cuidar su cuerpo, asegurando que todo es posible y se puede conseguir si el propósito se toma en serio:

«Nada es imposible en esta vida. Solo tienes que desearlo con todo tu corazón. ¡Sí se puede!».»Yo bajé 17 kilos y no fue en la isla. Esta era yo antes». Terminó, especificando que su verdadero cambio no fue por el malestar y desnutrición de la isla.

¿Qué te ha parecido el cambio de Aneth? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).



Fuente: ecoteuve