Internet es un sitio que, potencialmente, puede ser peligroso. Ya hemos visto en más de una ocasión como, las cosas que pasan por la red, dan más miedo que muchas otras que pasan en la vida real. Hemos visto casos de cyberbullying, casos de acoso sexual a través de las redes sociales o casos de personas que son estafadas en alguna página web al poner su tarjeta de crédito. Pero es que esto tan solo son algunos ejemplos.

Pero tampoco nos pasemos de pesimistas: Internet también tiene muchas cosas buenas. Al igual que la vida real, Internet también tiene muchos ‘baches’ y, en la gran mayoría de ocasiones, lo único que necesitamos hacer es saber sortearlos. No decimos que sea fácil, pero, en la mayoría de los casos es posible.

Hoy os traemos un caso que junta todo esto que hemos mencionado anteriormente. Todo empezó cuando una joven envió un mensaje para una oferta de trabajo que había encontrado en un portal de empleo.

El empleador empezó a hablar con ella en lo que, en principio parecía una conversación normal pero que, de la nada, se tornó en un claro caso de acoso e intento obtener fotos íntimas de la joven.

¿Qué hizo ella cuando vio que la cosa se estaba tornando bastante peligrosa? Pues sacar toda la astucia que permanecía agazapada en su interior. Lo mejor de todo es que luego lo publicó en las redes sociales, de tal forma que el hombre se llevase una buena lección.

Los hechos ocurrieron en Salta, una pequeña ciudad argentina cuando, en un grupo de Facebook, la joven se apuntó a una oferta laboral que había sido publicada por una persona desconocida.

X Factor Omg GIF by X Factor Global - Find & Share on GIPHY

Ella, de 19 años, estaba interesada en conseguir su primer empleo y pensó que esta podía ser una buena opción, por lo que, como bien figuraba en la oferta, se puso en contacto por Whatsapp con el número de contacto que figuraba.

¿Sabéis qué le pidió, de la nada, el supuesto empleador? Él, en teoría, buscaba a una niñera para que cuidase de su bebé. Entonces empezó a explicar una mandanga de que su bebé solo bebía leche materna… y ya se podía por dónde iban a ir los tiros.

Nick Kroll Omg GIF - Find & Share on GIPHY

Le pidió, literalmente, si podía mandarle una foto de sus pechos (sin sujetador, claro está), para ver que su hijo, básicamente, iba a estar bien alimentado, ya que solo tenía una pechera de lactancia y tenía que ver si era de su talla. ¿Cómo reaccionar ante esta situación? Pues como lo hizo ella es una buena opción:

Le pasó una foto de unos pechos masculinos con la genial frase de «Ahí esta (la foto). Espero que tu bebé no se atragante con mis pelos porque no me gusta depilarme. Pedazo de pajero»… soberbia.

Después de lo ocurrido, ella tomó capturas de pantalla de la conversación y las publicó en sus redes sociales para que todo el mundo se enterase de lo que estaba pasando. No es la solución, pero si es una forma de que esta gente, que se aprovecha de los que necesitan trabajo, se lleven una pequeña lección.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido esta situación? ¿Qué habríais hecho en su lugar? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Crónica.