La vida es un lugar bastante complicado para vivir. En muchas ocasiones, parece lo contrario a un sitio hecho para los vivos… ¿no resulta irónico? La cosa es que la hostilidad de nuestra existencia es algo que todos hemos podido vivir en nuestras propias carnes. ¿Mala suerte? ¿Nos odia el azar? ¿Mal de ojo? La cosa es que, con más o menos regularidad, todos acostumbramos a tener un mal día.

Para que veáis que no estáis solos, hoy os hemos traído un recopilatorio de personas que, con casi total seguridad, han tenido un día peor que el tuyo:

1Asomarse al arbolito

Se le perdió un balón de fútbol en su patio y, buscándolo, se dio de lleno con un pequeño puercoespín. La foto es de camino al hospital.

2Diarrea muy intensa

Tan pronto como llegó al aeropuerto, tuvo que ir al lavabo a hacer de vientre. Los retortijones no lo dejaban ni moverse. Cuando hizo esta fotografía, su avión ya había salido hacía una hora.

3Cosas que pasan

Esto es lo que pasa cuando la vida hace leña del árbol caído. Lo importante, como bien nos demuestra él, es tomarse las cosas con humor.

4El matamoscas

Lo tiró para intentar darle a una mosca que había en el cristal del techo… y pasó esto.





5Refrescarse la garganta

De una forma bastante drástica. Para que luego diga que tiene mucho calor…

6Compró la casa nuevecita

Cuando llegó con toda la mudanza (vivía en otro estado), había pasado un mes desde que adquirió el inmueble… y ese era el tiempo que llevaban estas vacas viviendo dentro. Se la habían hecho suya.

7El robot de limpieza nuevo

El mismo día que lo estrenaron, el robot se dio de frente con un regalito que le dejó el bueno de Firulais.

8Salió a comprar el pan





Cuando volvió, vio que, por debajo de la puerta de la entrada, salía un poquito de polvo. Eso no era nada comparado con lo que se encontraría al abrir la puerta.

9Mucha hambre

Mucha hambre y mucha fuerza. Eso es lo que tenía este hombre el sábado cuando volvió de fiesta a su casa.

10Fue a una ‘peluquería de negros’

Le preguntaron si quería que le tapasen las entradas… y la forma que encontraron de hacerlo no podía ser más épica. Eso sí: él no se lo tomó tan bien.

11La barrera rebelde

Dejó pasar al coche… pero no al remolque que llevaba. Tuvieron que pagar el parking dos veces.

12¿Dónde están las velas?



Para qué nos vamos a engañar: a todos nos ha pasado esto alguna vez.

13Su primer día de trabajo

Trabajar en una tienda de pintura siempre había sido un sueño… hasta que si dio de bruces con la cruda realidad.

14El instalador troll

Instaló la nueva antena de Internet… pasando justo por en medio del Hoola Hop… no había forma de sacar el cable de ahí. Adiós al juguetito.

15A ver cómo sales de ahí

Avisaron al propietario con dos semanas de antelación de que habrían obras en la calle… y no hizo caso. A grandes problemas, grandes soluciones.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿También habéis tenido un día así de malo alguna vez? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Boredpanda.