“Salí de África a través de Libia en 2013. Desde allí viaje a Italia y después a Suiza. En 2015 llegué a España”

Así es como empieza la historia de Abdou Touray, un joven procedente de Gambia, que sabía que en su tierra natal no tendría la oportunidad que necesitaba para cumplir su sueño: ser modelo.

Su viaje, que comenzó como una huída luego de que lo acusasen de traición frente al régimen del dictador Yahya Jammeh, le ha llevado a Madrid, donde su vida no para de cambiar.

Además del talento que ha demostrado tener para su vocación en la moda, también ha dejado claro que es un virtuoso de los idiomas: domina seis lenguas africanas diferentes, habla francés, inglés, y ahora se defiende en un buen castellano.

“No me gusta trabajar en el top manta. No es lo que quiero hacer, pero no tengo elección. Estoy en las calles porque nadie me da la oportunidad de hacer otra cosa”.

Al llegar a España su ocupación fue la misma que la de muchos inmigrantes que se encuentran en situaciones parecidas a la suya, recorrer las calles vendiendo y escondiéndose, pero su vida ya ha empezado a iluminarse gracias a una nueva iniciativa que ha comenzado en Madrid, y que estamos seguros de que se imitará en más lugares.

Junto con otros seis manteros, Abdou ha sido seleccionado para el primer casting de Topmantatopmodel, que es una iniciativa española sin ánimo de lucro que se ha dedicado a hacer de escaparate para que estos jóvenes puedan darse a conocer, muestren su talento, y así comiencen a tener nuevas oportunidades.

El proyecto va de la mano de un grupo selecto de profesionales dedicados al mundo de la publicidad, fotografía, audiovisuales, y obviamente, de la moda.

Según cuenta su director, la idea surgió de la necesidad de encontrar modelos negros.

 “Siempre he tenido que buscarlos fuera, en Nueva York o Los Ángeles, y un día caminando por la calle me di cuenta de que los teníamos aquí”

La asociación les ofrece proyectos en los que trabajan en equipo, y además los promocionan ofreciendo sus números personales, para que las ofertas de trabajo externas se las propongan directamente a ellos.

 “Colaboramos con un abogado experto en inmigración que está en contacto con la Secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, y gestiona todo desde el punto de vista legal. Existe un apartado dentro de la legislación española que permite contratar a un extranjero indocumentado siempre y cuando un español no sea capaz de hacer el trabajo. Como no hay demasiados españoles negros de dos metros, no se le está quitando el puesto a nadie y todos ganamos”

Muchas marcas Españolas conocidas también a nivel internacional, como pueden ser  García Madrid, Lola Li, The Beest o Mariana Barturen, han formado parte de esto, sin pestañear, mostrando un interés genuino por esta nueva forma de buscar talento, vistiendo a los futuros modelos en sus primeras campañas.

“Ser modelo fue mi sueño desde siempre, pero nunca tuve la oportunidad. En Gambia no era fácil acceder a un casting ni tenía la ropa adecuada para presentarme. Cuando hice la sesión de fotos y el vídeo con Topmantatopmodel me sentí muy bien, muy cómodo. Este tipo de proyectos son muy importantes para nosotros porque no tenemos opciones. Ojalá mi sueño por fin se haga realidad”

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Smoda El País