La época de estudiantes es algo que si tienes el gran lujo de vivir, atesorarás el resto de tu vida como tus mejores años, porque sí, entre exámenes, trabajos, y estreses (sí, en plural inventado y todo) sabrás encontrar el tiempo de divertirte, aunque sea quejándote con tus compañeros de que pusieron en el examen todo menos lo que disteis en clase.

Pero si hay algo que definitivamente recordarás para toda la vida, son los hermanos adoptados, es decir, tus compañeros de piso. Y es que eso puede salir muy bien, y puede ser que encuentres a tu media naranja de la amistad, o a un futuro enemigo de por vida. O simplemente a una persona con síndrome de Diógenes que hará que un día te encuentres al equipo de callejeros en la puerta de casa.

Para que entiendas a la perfección a qué nos referimos exactamente, te hemos traído una galería de imágenes de desastres creadas por los peores compañeros de piso del mundo:

1El creador de fuertes:

Ahora es territorio gatuno, pero un día, mucho tiempo atrás fue una habitación extra que se usaba como despacho en la que tu compañero, el de los problemas en la cabeza dijo que pondría un par de cosas unos días para poder ordenar mejor su habitación… ya. Al menos si está el gato, no habrá nada peor…

2¿Cuánta gente hay en esa casa?

Y ¿ccómo se lavan los dientes? ¿A puñetazos?

3Todos hemos tenido alguien así en casa.

La razón de que te veas obligado a esconder tu tubo de pasta y frotar el lavabo cada vez que entras. Como pases un finde fuera, vas listo.

4«A mi compañero le dio por poner una calabaza de Halloween en la ventana»

Lo de que la retirase ya era mucho pedir. Al menos era en su habitación y no en una zona común, pero… ¿Cómo podía vivir así?

5El sueño de Magneto.

«Mi compañero de piso se ha dejado la puerta de su habitación abierta. Este es el caos en el que vive».

6La patata viviente

¡Pásala corriendo antes de que te empiece a llamar papá, o te tocará responsabilizarte de ella hasta que cumpla los 18 (por suerte no debe quedarle mucho)!

7«Mi compañero de piso se ha largado y me ha dejado a mí con su desastre de habitación.»

Estas cosas pasan más a menudo de lo que uno cree. Hay mucho caradura y guarro suelto.

8Echaría de menos la cárcel.

«Así es como vive mi compañero de piso» (Sí, sin cama)

9Coleccionistas de tubos de cartón.

Puede parecerte un clásico, o tal vez una tontería, pero por ahí se empieza…

10El chef experimental.

Este pollo llevaba «marinándose» más de una semana.

11Cuando tu compañero de piso tiene su primer hijo.

No insistas, no reconocerá ninguno de estos a menos que te montes un juicio a lo Julio Iglesias.

12¿Cómo lo hizo?

«Mi compañero de piso dejó la habitación con una quemadura en la moqueta más grande que una piña». Mi teoría es que dejó una sartén recién sacada del fuego en el suelo.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside