En el mundo del cine, las cosas son más complejas de lo que podemos pensar en un primer momento. Los actores no son autómatas y, aunque sorprenda, tienen sentimientos, deseos y sueños. Parece que, si un papel les da dinero, ya esté todo el pescado vendido… pero esto no es así. Por mucha pasta que tengas, si uno de tus trabajos no te deja con buen sabor de boca… te sentirás mal y, en cierta forma, sentirás que no has hecho bien tu trabajo. Algo así es lo que le pasó a los protagonistas de nuestras historias de hoy.

Actores y actrices que se arrepienten muchísimo de algunos de sus papeles en el cine y la televisión… y que no se cortan un pelo a la hora de decirlo:

1Robert Pattinson – Edward Cullen en Crepúsculo

Robert Pattinson es probablemente el que más odia a su propio personaje de toda esta lista. Explica que su evolución como actor se frenó con esta trilogía. Cree que su personaje de Edward era ridículo y que, mientras más cosas suyas leía en el guion, más lo odiaba.

2Evangeline Lilly – Kate Austen en Lost

Evangeline Lilly confesó que su personaje tuvo una muy mala evolución en la serie y que, al final, era muy «predecible y desagradable». A la actriz no le gustó que Kate no tuviese ningún tipo de personalidad más allá de ir «persiguiendo a 2 hombres por la isla».

3Alec Guinness – Obi-Wan Kenobi en Star Wars

«Aparte del dinero, lamento haberme embarcado en la película», estas son las palabras que Alec Guinness escribió en su diario mientras rodaba una de las películas más queridas de la historia del cine. Para él, estas películas de ciencia ficción no eran más que «basura de cuento de hadas».

4Sean Connery – James Bond en las películas de James Bond

Sean siempre odió al personaje que le dio la fama. Le hizo ganar muchísimo dinero y creó uno de los personajes más famosos de la historia. Pero es que, según él, siempre ha odiado a James Bond y le gustaría matarlo si pudiese.

5Halle Berry – Catwoman en Catwoman

Aquí vamos a ser breves: cualquier persona que tenga dos dedos de frente tiene que odiar esta película.

6Megan Fox – Mikaela Banes en Transformers

Lo que más odia de este personaje es que, según sus propias palabras, fue demasiado ‘sexualizado’… y esto se lo achaca a su directo, Michael Bay, quien lo único que le pidió es que ‘fuese sexy’.

7Blake Lively – Serena van der Woodsen en Gossip Girl

En esencia, Blake cree que su personaje es un mal ejemplo de lo que tiene que ser una mujer… y, por eso, se arrepiente un poco de haber participado así en esa serie.

8Jamie Dornan – Christian Grey en Cincuenta Sombras de Grey

Jamie Dornan dice que es muy diferente de su personaje Christian Grey en el cine. El actor no comparte para nada lo que su personaje refleja y cree que ‘no se llevaría demasiado bien con él’… si existiese en la vida real, claro.

9Stephen Dillane – Stannis Baratheon en Juego de Tronos

No le gusta ni su personaje ni la serie en sí y la define como «brutal» y «dura». El actor dijo que este proyecto no era para él; que no entendía nada de lo que pasaba ni que a la gente le gustase.

10Jennifer Garner – Elektra en Elektra

Elektra salió primero en la película de Daredevil de Ben Affleck… ahí la cosa ya podía dar pistas. Pero es que, los productores, vieron potencial a su personaje y, poco después, le dedicaron una película en solitario. Hasta Jennifer se dio cuenta del error que eso había sido.

11Jessica Alba – Sue Storm en Los Cuatro Fantásticos

Durante este rodaje, Jessica se sintió muy mal con su personaje. No le gustaba el camino que le había dado el director y afirmó sentirse como ‘una simple cara bonita’.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas anécdotas? Dejádnosla en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside.