Esta edición de Supervivientes ha sido de las más moviditas que se recuerden. El paso de Isabel Pantoja por el programa ha sido, sin ningún tipo de dudas, el responsable de la mayor parte de las cosas que se han gestado dentro de esa isla. La cantaora había prometido dar juego… y dios mío si lo dio. Por desgracia (o por suerte, según quien lo mire), Isabel tuvo que irse del programa de forma precipitada… pero con ella no se acabó ‘la fiesta’. Pero es que no solo de flamenco vivió la isla.

Si hubo otra persona que dio juego en Supervivientes, esa fue Violeta Mangriñán. La modelo y ex MyHyV se convirtió, la mayor parte del programa, en la protagonista indiscutible: sus peleas con Dakota; sus diversas enfermedades (cosa que, finalmente, le costó su marcha del mismo); sus rifirrafes con Julen, su (ahora) expareja; pero si hubo algo que marcó esta edición, eso fue su romance con Fabio, el carismático modelo argentino.

Estos dos, nada más conocerse, se enamoraron perdidamente. Ella le puso los cuernos a Julen, su pareja en España, para poder irse ‘de rositas’ con su nuevo amor surgido del calor de la isla.

La extronista llegó a romper en directo con su expareja y, a partir de ahí, todo fue una montaña rusa de emociones. Las discusiones de Violeta con el resto de sus compañeros se solapaban con las discusiones con su recién estrenado novio. Ella, finalmente, salió del concurso y respecto a lo que pasaría después con la relación de estos dos, todo era una incógnita…. pero resulta que el amor era real.

Cuando no ha pasado ni una semana desde que Fabio, finalista, volviese de los Cayos Cochinos, la pareja ya ha decidido ‘marcarse de por vida’. Ambos se han hecho el mismo tatuaje en honor a su paso por el concurso: «Si no duele no es amor», escribía la finalista en su post de Instagram donde enseñaba sus nuevas ‘adquisiciones’.

Por lo que se puede ver, el tatuaje consiste en un corazón que hace las veces de isla, de la cual sale una palmera minimalista… sin duda una buena representación de lo que fue el paso de estos dos por el concurso. Ambos se lo han tatuado en sus respectivas muñecas izquierdas.

La modelo, además, ha compartido también otras fotos muy ‘sensuales’ con sus seguidores en las que se le ve posando con Fabio. El amor está en el aire y eso es algo que puede notarse de lejos. La publicación de violeta estaba acompañada de una frase de lo más esclarecedora: «Si amarte está mal, no quiero estar bien».

Así pues, con este tatuaje, cumplen la primera de las siete promesas que se hicieron en la isla… les faltan otras seis: ir a argentina para conocer a la familia de él; ir a valencia para conocer la de ella; hacer nosecuantas rutas gastronómicas, y alguna cosa más de la que no nos acordamos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido el tatuaje de la parejita? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: ¡Hola!.