El tema de los tatuajes en las celebridades está trayendo cola. De lo único que se habla en estas últimas semanas es si Blanca Suarez se tatúa nosequé o si Emma García se tatúa esto otro… ¿es que, en verano, hacen 2×1 en los estudios de tatuaje o algo por el estilo? Si es así, espero que nos pasen la dirección, que yo estoy muy blanquito últimamente.

Ya llevábamos como tres días sin que ninguna celebridad se hiciese un tatuaje estrambótico y nos estábamos poniendo nerviosos. Que nos falte comida o trabajo vale; pero que no tengamos polémicas nacidas de dibujos hechos con tinta indeleble… por ahí no pasamos.

Por suerte para todos (y, sobre todo, para nuestra salud mental), hoy ya tenemos lo que queríamos: Pilar Rubio se ha hecho un tatuaje muy particular y ha creado una fuerte polémica… ¿qué más podíamos pedir?

La famosa presentadora se encuentra actualmente disfrutando de unas vacaciones post nupcias con su marido Sergio Ramos y sus hijos. ¿Qué mejor compañía se puede tener? Aprovechando el hecho de que no sale de la playa o la piscina y que su cuerpo está más que nunca expuesto al sol, ha decidido enseñarnos su último tatuaje.

En una publicación hecha en su cuenta de Instagram el pasado sábado, Pilar Rubio nos mostraba el tatuaje dedicado a su retoño más pequeño: «Este es el último tattoo que me hice en honor a mi hijo pequeño Alejandro. Lo llevo en el brazo izquierdo. En él aúno mis dos amores, mi bebé y mi amor por el hard rock, por eso el logo es de Aerosmith».

La foto acumula, a día de hoy, más de 64.000 likes y una gran cantidad de comentarios en referencia al tatuaje en cuestión. La gran mayoría de seguidores considera que el tatuaje le queda muy bien y que es un bonito gesto para con su hijo. Hasta el mismísimo Jandro, su compañero-mago de El Hormiguero, acabó comentando que él y su hijo eran tocayos.

Pero es que no todo fue un camino de rosas….



Muchos seguidores no dudaron en criticar (cómo no) el gesto de la presentadora y lo tacharon de ‘irresponsabilidad’: «Los hijos se honran de otra manera. Los tattoos son bonitos y no los veo mal, pero no honran a nadie».

No solo criticaban que el tatuaje estuviese dedicado al pequeño, sino que también criticaban la estética de la obra en sí: «Bonito no es» o «Una pena que te haya dado por los tatuajes…», y muchos otros aludieron al hecho de que ‘parecía un tatuaje barato’: «Con el dinero que tienes podías ir a un mejor tatuador».

Pero es que la gente, como ya sabéis, no perdona nada… y le gusta meterse en absolutamente todo lo que puede: «Eres lo más hortera que hay. Menos mal que estás buena», dijo un descerebrado en los comentarios. «No hace falta que te llenes el cuerpo de tatuajes como tu marido…», opinó, de forma bastante desafortunada, otro seguidor.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este tatuaje? ¿Creéis que es para tanto la polémica? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: 20 minutos.