Todos los que hemos nacido en los 90 tenemos recuerdos muy claros sobre cosas como ‘El Príncipe de Bel-air’, los ‘Tamagotchis’ o aquella genialidad bautizada como ‘Space Jam’. Pero si hay algo que, por encima de todo lo demás, caló hasta lo más profundo de nuestro corazón (para bien o para mal), eso es la serie de ‘Los Teletubbies’. Maldita sea, decidnos si aquello no era un verdadero placer culpable.

Ver como unos seres antropomorfos hacían el idiota en un prado verde era fantástico.  Jugaban con cosas muy parecidas a juguetes sexuales y hablaban en un idioma gutural que solo ellos entendían… ¡Si es que hasta la maldita aspiradora tenía una personalidad que enamoraba!

Pero es que había un personaje que ‘lucía’ por encima de todos. Un ser ‘de luz’ que se ganó el cariño de todo el mundo en base a una personalidad ‘radiante’. ¿Sabéis de quién os estamos hablando? Pues de nada más y nada menos que de la ‘estrella’ del programa: el Sol con cara.

Su sonrisa era muy brillante y su mirada era totalmente clara; su sonrisa se robaba cada plano y no había un programa en el que no pudiésemos disfrutar de su presencia. Es un astro por todos conocido… pero ¿sabéis quién era el niño que se ‘ocultaba’ detrás de el personaje? Pues, para empezar, no era ningún ‘niño’: era una niña.

Su nombre es Jess Smith y, durante de los 90, fue uno de los rostros más famosos de la televisión de todo el mundo… aunque ella no lo sabía.

Nació en el no muy lejano 1995… pero la clave es que lo hizo en el hospital adecuado: los productores de la serie, por aquel entonces, se paseaban por los hospitales buscando al ‘bebé perfecto’ para este papel y, cuando dieron con Jess, no tuvieron ninguna duda: tenía que ser ella.

Como curiosidad, casi toas las escenas que salen en los más de 240 capítulos de la serie se grabaron del tirón. Le pusieron una cámara delante, un espejo y a su madre jugando con unos cochecitos para conseguir que se riese. Con este sencillo método, se escribió una parte importante de la historia de nuestra cultura popular.

Tinky Winky, Dipsy, Laa-Laa y Po no salían un solo día de su casa si no era bajo la atenta mirada de Jess Smith. No había controversia con el teletubbie lila que no estuviese siendo observada por la atenta mirada de este radiante sol.

Esta joven, de ahora 22 años, es natural de Inglaterra y, después de su paso por la serie, se dedicó a otras cosas muy diferentes a la televisión. En la actualidad, estudia baile y su vida personal es completamente desconocida.

La cuestión esta en que, recientemente, su nombre se ha viralizado por lo que, a todas luces, era una fake new. El presentador de la BBC, Greg James, compartió hace unos días una foto de Smith en la que podía vérsela con un bebé en brazos y la frase “el sol de los teletubbies ya tiene un hijo” adornando la instantánea… pero es que esto era mentira.

El niño que sostenía la joven no era su hijo: era el nuevo bebé fichado para los Teletubbies, los cuales están viviendo un reboot. Su nombre es BErry y, al parecer, el proyecto debería estrenarse en los próximos meses.

Más allá del malentendido, todo esto nos ha servido para revivir a uno de los personajes más míticos, pero más olvidados teníamos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido encontraros de nuevo con esta gran actriz? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Vanguardia.