Como bien ya sabemos todos, España es un país diferente al resto. Le ponemos limón a la paella e intentamos colar garbanzos como si fuesen frutos secos. No estoy diciendo que seamos peores, ni mucho menos. Solo estoy diciendo que, a nosotros, nos gusta hacer las cosas a nuestra forma… y eso tiene unas consecuencias.

El tema de los controles de alcoholemia siempre ha sido nuestro punto débil. No son pocos los vídeos que podemos encontrar en Internet en los que podemos corroborar esto. Clips en los que la gente, al ser parada por la policía, protagonizaba situaciones que parecían sacadas de una mala película de comedia.

Este pasado viernes volvimos a vivir uno de estos vergonzosos momentos que, por suerte o por desgracia, se viralizan en Internet. La Guardia Civil estaba realizando un macro control de tráfico en la M-30 buscando a conductores que estuviesen conduciendo bajo los efectos del alcohol y las drogas. Madrid Directo estaba ahí para regalarnos algunos testimonios… y estos han dado mucho de qué hablar.

Por lo que se ha podido saber, solo la noche del viernes, se realizaron más de 1.000 pruebas de alcohol… y la cantidad de detenidos y multas ha sido impresionante. Lo único bueno que nos dejó todo esto es vídeos como el que os traemos a continuación.

De todas las frases y situaciones que podemos rescatar de los poco más de dos minutos que dura el vídeo, el momento que más de ha viralizado es el del joven que, después de ser obligado a bajarse del coche por haber superado el límite de alcoholemia, se pone a hacer ejercicio para bajar sus niveles de alcohol en sangre. ¿Qué pasa cuando hace la segunda prueba? Pues que da una taza de alcohol todavía más alta.

Sin ningún tipo de dudas, este vídeo pasará a formar parte de esa gran antología que es ‘los memes de los controles de alcoholemia’, y en la que podemos encontrar al famoso ‘pim pam, toma lacasitos’, de quien os hablábamos recientemente:

Gracias a La Vida Moderna, también se hizo famoso, hace ya unos meses, el joven con peor suerte de Internet. Todas las cámaras lo enfocaban cuando era preguntado en referencia al conducir bajo los efectos de las drogas. Él daba un discurso impecable sobre la seguridad vial, mientras el policía le realiza el control en cuestión. ¿Giro final increíble? Sin ninguna duda… aquí podéis verlo:





Para acabar, tenemos el vídeo más educativo de todos los que os traemos hoy. Una mujer da 0,55 en el control de alcoholemia y los argumentos que esgrime para esto son, probablemente, los mejores que escucharéis en vuestra vida:

Es verdad que, con estos vídeos, nos hemos reído un buen rato y,  visto así, no parece que sea nada peligroso conducir bajo los efectos de la droga y el alcohol… pero esto no es así. Estas personas tuvieron ‘suerte’ de que lo peor que les pasase fuese esto, pero podría haber sido mucho peor.

En 2017, murieron casi 1.200 personas en nuestras carreteras, muchas de ellas relacionadas, de forma directa o indirecta, con el consumo irresponsable de sustancias al volante. Y es que no es solo que la persona que conduce borracha o drogada se mate, sino también que se lleve por delante a gente inocente que circula tranquilamente por la carretera.

Si bebes, no conduzcas.

A vosotros, ¿que os parecen este tipo de situaciones? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).