Modern Family se ha convertido, a base de humor y calidad, en una de las mejores comedias de la historia de la televisión. Con ese particular formato de grabación y, gracias a algún dios, con la ausencia de risas enlatadas, esta especie de sitcom nos ha robado el corazón a lo largo de sus 10 temporadas y más de 230 capítulos.

Son muchos los inolvidables personajes que nos ha regalado esta serie: Manny y su tremenda elegancia; Gloria y la brutal cantidad de estereotipos latinos que arrastra; Cameron y su ultrasensibilidad ante… ¿todo? Lo cierto es que podríamos estar así toda la tarde… pero como que no.

Por eso, nos centraremos en el personaje del que venimos a hablar hoy y que, sin duda, se lleva la medalla de oro en lo que a ‘personajes raros’ se refiere. Se trata de un chavalito que, con tan solo 9 años, empezó a salir en esta serie… y que hoy, más de 10 años después, está irreconocible.

Cuando Nolan Gould empezó en esta serie, por el ya lejano 2009, no era más que un niño que no llegaba a la década de edad. Su papel de Luke Dunphy se convirtió, de forma casi inmediata, en uno de los más queridos de toda la producción.

La serie, por más que pasan los años, sigue por muy buen camino y mantiene a casi todo el elenco original… por lo que, de primera mano, hemos podido verlos crecer a todos… algunos presentando más cambios que otros.

La temporada número 11 será la última y eso nos ha puesto bastante tristes. En un acto de máxima nostalgia, hoy os traemos la evolución física de este genial actor que, como veréis ahora, ya cuesta hasta de reconocer.

Si hacemos un poco de memoria, en las primeras temporadas teníamos a un niño de pelo rizado con una mirada perdida constante. Aparentemente, no se enteraba de nada… aunque, en el fondo, se trataba de un auténtico genio.

Pero el Nolan de verdad, en la vida real, es muy diferente. Hoy os presentamos su faceta más desconocida. Un joven adolescente musculado y deportista que se pasa gran parte de sus días en el gimnasio que poco o nada tiene que ver con su personaje en la ficción.

Si nos vamos a su cuenta de Instagram, podemos ver cómo el joven ha ido cambiando a lo largo de los años. Si queréis saber cómo se pasa de ser un niñito a lo que podríamos considerar ‘un cuerpo de élite’, su feed es un buen ejemplo.

Gracias a sus publicaciones, podemos ver que a Nolan le encanta esquiar, hacer deportes de aventura, escalar o practicar yoga a altas temperaturas… cosas que hace todo el mundo en su día a día, vamos.

A la hora de descansar, podemos ver que tampoco escatima en gastos: piscinas y playas; yéndose de viaje por todo el mundo o tirándose por toboganes brutales… Se trata de un auténtico aventurero.

Su caso, por compararlo con algo más ‘de la tierra’, podría recordarnos al de Carlitos, de ‘Cuéntame cómo pasó’, quien creció también ante nuestros ojos para llegar a ser el hombre que es hoy en día. Si es que el tiempo pasa demasiado rápido…

A vosotros, ¿qué os ha parecido la evolución de este actor? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Fotogramas.