El Internado fue una de esas series que marcó una época en la historia de nuestra televisión. En tan solo 3 años (del 2007 al 2010), esta serie consiguió acumular nada más y nada menos que siete temporadas, y más de 70 capítulos. Una ficción espectacular que nos mantuvo en vilo hasta el último minuto de su emisión. Como todo lo bueno, se acabó, no sin antes hacer historia.

Gracias a esa ficción, pudimos conocer a actores de la talla de Martiño Rivas, Yon González, Ana de Armas, Blanca Suárez o Elena Furiase, solo por mencionar a unos cuantos. Pero si hay un actor que nos tocó el corazón con su personaje, ese fue Javier Cidoncha, quien dio vida a Lucas Moreno en la ficción.

En una reciente entrevista para Fórmula Tv, el actor contaba algunos datos muy interesantes de su paso por ‘El Internado’ y lo que supuso ese ‘pelotazo’ para su carrera en el mundo de la interpretación.

Una de las principales curiosidades es que su papel en esta serie no fue el primero de su carrera: «La primera serie que hice fue ‘Génesis’ antes de que llegara el boom de ‘El internado'», y es que, a pesar de que fue en un solo capítulo, esto ya le valdría para tener claro que este mundo le apasionaba.

Por aquel entonces, Javier tenía que conciliar su asistencia al colegio con el presentarse a castings y a grabar los capítulos de la serie:«Ser modelo de pequeño era como una actividad extraescolar que me encantaba», afirmaba.

Su llegada al internado fue algo curiosa: él no hizo el cásting para la serie. Al parecer, ya había salido haciendo de uno de los profesores de pequeño, por lo que, para el cásting de Lucas, no contaron con él.

Así pues, se presentó al casting de Alonso para ‘Águila roja’ (el hijo del protagonista)… y lo cogieron para Lucas en la serie de ‘el Internado’. Las vueltas que da la vida.

Por aquel entonces, Javier era bastante pequeño y afirmaba que, por consiguiente, no veía la serie: «No veía ‘El internado’ antes de salir porque me daba miedo», y es que, teniendo en cuenta lo oscura que era la serie, es bastante fácil de comprender.

Siendo tan pequeño, estar tan rodeado de grandes actores y actrices, fue muy enriquecedor para él: «El reparto de ‘El internado’ era muy potente, con el que aprendías constantemente».

A pesar de que su experiencia dando vida a Lucas fue muy positiva, afirma que él, personalmente, habría alargado un poco más el final de la serie: «El final de ‘El internado’ estuvo bien, pero yo lo habría alargado más».

Uno de los recuerdos más divertidos que tiene es una trastada que le hicieron a la genial Amparo Baró: «Teníamos una secuencia con Amparo Baró y decidimos hacerle los cuatro niños un calvo y su cara fue un show», afrimaba Javier entre risas.

Es consciente de que, ser un niño actor, está muy abierto a que hablen de ti y, sobre todo, destaquen lo mucho que has cambiado a lo largo de los años: «‘El internado’ ha marcado a mucha gente. Que hablen del cambio físico es normal».

En lo referido a su futuro en el mundo de la interpretación, reconoce que no todo es ‘un camino de rosas’: «Llevo una racha un poco dura pero es algo típico en esta profesión porque es muy inestable», reconocía.

A vosotros, ¿qué os ha parecido el cambio de este gran actor? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Fórmula TV.