¿Qué, de todo lo que vemos en Internet, podemos creernos? Pues lo cierto es que esta es una pregunta con una respuesta bastante complicada. Vivimos en una época en la que tener likes en nuestras redes sociales lo es todo. ¿Quieres ser popular? Sube una instantánea y acumula unos 15.000 pulgares para arriba.

Esto provoca que la gente haga lo que sea para conseguir aquello que cree que necesita. ¿Falsificar una foto de alguna forma? Ningún problema: el photoshop será tu mejor aliado para esa empresa… y eso es algo que la mayoría de celebridades ha aprendido a base de bien. Sino, que se lo digan al clan de las Kardashian.

La mayor parte de los integrantes de esta familia ha pasado por algún tipo de escándalo relacionado con este método de retocar imágenes: que si añaden objetos que no estaban en la imagen; que si se quitan ‘algo de cintura’ o se añaden ‘un poco de pompis’… y podríamos estar así un buen rato.

La principal estrella en este ‘campo’ es Kim Kardashian, la líder del grupo (con permiso de su madre). Pero sus hermanas no están exentas de culpa y, la noticia que os traemos hoy, es la prueba de ello.

Kylie Jenner la ha liado un poco. En las últimas horas, se ha convertido en el foco de las críticas por el hecho de que, algunos de sus fans, la han pillado retocando una de sus publicaciones para cambiarla y que estuviese como ella quería.

La empresaria se encuentra de viaje con sus amigas en las islas Turks y Caicos para promocionar la marca de crema que acaba de estrenar… y ha aprovechado ‘el paseíto’ para compartir algunas instantáneas.

Lo que, en principio, era una imagen de lo más inocente, acabó por revelarse como una foto completamente manipulada para que Kylie luciese la silueta que ella quería lucir… mas no la suya real.





En la primera foto que compartió, podemos verla sentada en un sofá junto a una de sus amigas compartiendo unos looks casi idénticos de la firma de ropa Jacquemus.

¿No sois capaces de detectar nada extraño? Lo cierto es que, si os fijáis bien en el contorno de ambos, podréis observar que, los objetos de su alrededor, en ciertos puntos, se distorsionan.

Esto ha servido para que se origine una de esas políticas que tanto gusta a Internet… y la cosa se ha puesto tensa:

“La próxima vez que utilices Photoshop en una de tus fotos asegúrate de que no estás sentada delante de un cojín de rayas”, escribía una de sus seguidoras en los comentarios de la publicación. «Estaban un poco raras”, comentaba con ironía otra seguidora.

Hay más fotografías y, en todas, podemos ver que hay cosas que no cuadran del todo. En la que salen frente a una mansión, si os fijáis en el suelo, podéis ver que hay partes bastante ‘curvas’… lo cierto es que resulta sospechoso.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta imagen? ¿También pensáis que está retocada? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Huffington Post.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO