La serie «Aída», que comenzó como un spin off de «7 Vidas», no tardó nada en empezar a tener una voz propia que la hizo convertirse en la serie insignia de su cadena durante todos los años que duró su emisión.

Ésta sirvió para lanzar las carreras de muchos de los integrantes de su reparto, destacando sobretodo a Carmen Machi y Paco León, pero aunque los demás no sigan siendo tan vistos como en aquellos días, no han sido olvidados por nadie.

Y es que incluso si te dejamos caer al personaje de Germán, que no tenía un gran peso en la serie ni un papel que ocupase mucho tiempo la cámara, ya sabes de quién te hablamos, aunque te aseguramos que si lo vieras a día de hoy, no creemos que pudieras reconocerlo.

Rafa Ramos, que es como se llama, porque de verdad que de Germán ya le queda más bien poco (el recuerdo y la experiencia), sigue siendo un actor dedicado, aunque no te preocupes si no lo ves en televisión, porque lo suyo ahora mismo son las tablas.

Durante una entrevista que le dio el medio Fórmula TV, hemos podido conocer muchos aspectos del actor que hasta ahora, probablemente, tú mismo también ignorabas.

Desde una temprana edad, él mismo se había decidido por ser actor, motivado por las películas protagonizadas por Robin Williams, quien le servía de inspiración. Siguiendo con la etapa de su infancia, también declaró que sufría nódulos cuando era pequeño, y que quien más le ayudó con esta situación fue la mismísima Carmen Machi, durante los rodajes de «Aída», contando que al principio su actitud con el equipo era la de un puro «Fanboy».

Su infancia como niño actor definitivamente se complicaba por el sacrificio de trabajar a tan corta edad; sus suspensos en la escuela ya eran algo normal, y siempre tenía que acabar recuperando materias, cosa que al final hacía sin demasiados problemas.

Por otro lado, la imagen de Rafa se vio eclipsada por la de su personaje, por lo que muchas personas le imponían una personalidad y forma de ser ficticias, ya que él era alguien completamente diferente de quien aparecía en pantalla. Sin ir más lejos, durante su juventud se definía como «bastante heavy», pero esto no encajaba fácilmente para los demás. Y no, dicha imagen tampoco le ayudó nunca con las chicas.

En el presente, Rafa está motivado con sus papeles en teatro, presentándose en las salas de Madrid, bajo títulos como «Hijos de los 90» o «Una casa de locos».

Al mismo tiempo, ha dejado claro que es muy trabajador, pues se sigue formando en la que es la gran pasión de su vida. Esto es algo vital para él, y al preguntarle sobre sus expectativas para el futuro, motivaciones e ilusiones, lo tiene claro, le encantaría volver a las series de gran repercusión, pero con personajes orientados de forma diferente, como «La Casa de Papel», sueño que afirma que «sería flipante» si se llegase a cumplir, aunque también le encantaría en otros formatos como «Élite».




Como última anécdota, Rafa quiso comentar un encuentro que tuvo con el reconocido actor Bryan Cranston, de «Breaking Bad» o «Malcolm in the middle», quien le dijo que si trabajaba duro, en un futuro trabajarían juntos.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Formula TV