A nadie le gustan las comparaciones. Bueno, a nosotros sí, al menos cuando se hacen con una buena intención, y cuál podría ser mejor que esta: demostrar cosas absolutamente increíbles que se pueden observar en nuestro mundo.

Todo lo que necesitarías normalmente sería un buen ojo y tomarte el tiempo de esperar, pero nosotros hemos dado ese salto, y tenemos las imágenes perfectas para que veas cómo puede cambiar todo de una forma increíble.

1La felicidad es visible.

Probablemente, si alguien te pidiera que dibujases la felicidad, no sabrías cómo hacerlo. Como mucho se te vendría a la mente una especie de emoji sonriente. Pero aquí tienes una muestra exacta de cómo se ve.

2El mismo lugar.

Diferentes estaciones. Aun así parece un lugar fantástico para visitar en ambos momentos.

3Sólo cinco días de diferencia.

Los cambios de estación pueden ser más repentinos de lo que uno cree, y es que para conseguir esta comparación, la espera fue tan solo de cinco días. ¿No es alucinante?

4El rey de la jungla.

Y el rey de la casa. Adivina cuál es el malvado.

5Su cara lo dijo todo.

«Por favor, sólo miren la sonrisa de mi esposa en el día de nuestra boda, y el día en el que conoció a su ídolo.»

6Mejores amigos.

Por si alguna vez te habías preguntado cómo funciona eso del estirón, esta imagen te lo explicará. Ambos chicos son mejores amigos, y tienen 14 años. A la familia del bajito le hizo tanta gracia la comparación que la inmortalizaron en una foto.

7El humo sí se nota.

Esta es la diferencia entre las persianas de una sala normal, y una de fumadores.

8Es aterrador.

Sólo mira su tamaño en comparación a los aerogeneradores que se ven abajo a la derecha.

9El muro ahora es de luz.

Aunque hace mucho que cayó el muro de Berlín, sigue siendo fácilmente divisible si ves las luces que desprenden los diferentes tipos de bombilla de cada lado.

10Los grandes clásicos.

Así han avanzado los gráficos de los videojuegos.

11Seguro que pensabas que serían más parecidos.

Muchas veces se ha dicho que los tiburones son como los delfines pero con una aleta, o viceversa, pero son dos criaturas completamente distintas. Si no lo crees, aquí puedes ver el cerebro de cada uno de ellos. El de la derecha es el de un delfín.

12Día y noche.

Así es como se ve Barcelona en cada momento.

13Hasta aquí hemos llegado.

Estás viendo la comparación de tamaño de un grano de arroz y del ordenador más pequeño del mundo.

14El primo feo.

Si comparamos nuestros huesos con los de un gorila, no se ven tan distintos, como mucho como el de un primo feo.

15¿Qué pincha más?

Por si te lo has preguntado alguna vez, así se ven la punta de una aguja y un aguijón de cerca.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir