Comer puede comer cualquier persona… pero comer bien, eso ya es otra cosa. No se trata de comer cosas muy caras o muy selectas. El arte de comer es ir un paso más allá. Saber disfrutar de los matices que nos ofrece cada elemento de un plato concreto. Eso sí: si hablamos de cocinar bien, la cosa ya adquiere una dimensión absolutamente desorbitada.

Para demostraros la fantasía que puede ser comerse un buen plato, os hemos traído algunos productos muy, pero que muy particulares, que fueron a parar a los platos de algunas personas que, en su infinita generosidad, les sacaron una foto para compartirlo con nosotros. Buen provecho.

1La uva mutante

Unos granjeros encontraron que, en sus cultivos, había crecido la que, probablemente, es la especie de uva definitiva: la uva de ocho cabezas.

2¿Quién ha dicho llorar? ¡NO MÁS LLORAR!

Eso de que, si picamos cebollas, nos sumergimos en una espiral de lágrimas y llanto… tiene que ser mentira. ¿Es que no veis qué carita se le ha quedado a esta adorable cebollita?

3Boniato

El boniato al horno es uno de nuestros platos favoritos… pero hay que reconocer que, después de ver este… cuesta comérselo sin sentirse muy, pero que muy mal.

4¿Zanahoria?

¿O pata de gallina? Ya os avisamos de que es una zanahoria, no os alarméis, que ya os conocemos…



5Vaya cagada de plato…

Pero no porque el boniato tenga forma de caca, sino porque se le ha quemado… menudo desperdicio.

6Dos bananas en la boca

Lo siento, pero no hemos podido evitar el chiste… es lo que hay.

7Pobre gallina

La pobre se ha quedado sin su ‘huevo especial’. Que alguien la consuele.

8El hombre mierda

Nunca pensamos que un roll de canela podría homenajear de esta forma tan sublime a Ernesto Sevilla.

9El frankfurt sorpresa

Imagínate que te estás comiendo esta salchicha y, al girarla, te encuentras con esto… aunque, pensándolo bien, es un buen tratamiento para que la gente que se come las uñas se traumatice y deje de hacerlo.

10Un café para despertarse de verdad

Si no te despiertas por la cafeína, te despiertas por el susto que te pegas con la cara de la espuma.

11A Harry Potter le gusta esto

Aquí la pregunta es bastante compleja: ¿esta lechuza también sacrificaría su vida por nosotros? Lo cierto es que lo dudamos bastante (aunque tiene bastante más fibra).

12¿Te las comerías?



Si te dicen que están buenísimos, pero tienen esas caras… ¿Serías capaz de comértelos igualmente? ¿Qué clase de persona eres? Es todo muy jodido…

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál de estos platos os comeríais? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Diply.