Ponerse en forma, por lo general, es uno de los primeros propósitos que nos ponemos con la entrada de cada año que empezamos. Apuntarse al gimnasio y, la parte más difícil, ir. Pensamos que, con pagar la cuota inicial, la cosa ya se pone en marcha… pero esto no es así. Ponernos en forma requiere de muchas cosas: una dieta adecuada, una rutina de ejercicios adaptada… Nada es tan fácil en esta vida, amigos.

¿Queréis un buen ejemplo de cómo hay que hacerlo bien? Estad atentos a la historia que os traemos hoy. Se trata de una mujer que, a una edad bastante avanzada, ha conseguido dejar a todo el mundo boquiabierto con el impresionante cambio físico que ha hecho en muy poco tiempo gracias a entrenamientos como el que podéis ver en el siguiente vídeo:

 

Adriana Miranda es una señora de 62 años que, después de probar las virtudes del fitness, no se ha podido desprender de ellas… y ahora se ha convertido en toda una sensación de las redes sociales.

Adriana es una procuradora jubilada del Estado de Sao Paulo que, además, ejercía también de conferencista (que tenía una vida muy ocupada, vamos). Su vida en los despachos era bastante estresante… ¿qué hacer para conseguir un poco de relax en su tiempo libre?

Según ella misma confesaba, le obsesionaba encontrar mejores formas de mantenerse en buena forma física y saludable. Las rutinas deportivas le apasionan y eso es lo que le ha permitido, a sus más de seis décadas de vida, lucir esa impresionante figura.

Sus publicaciones en sus redes sociales, por lo general, cosechan miles y miles de ‘likes’. Cuando sube alguna foto en la playa en la que pueda verse su impresionante forma física, la cosa ya se dispara por completo.

Su secreto, según ella misma ha reconocido, es muy simple:

La disciplina. Su truco siempre ha sido ceñirse a unas rutinas y no desprenderse de ellas. Seguirlas como si le fuese la vida en ello. Su régimen alimenticio, por ejemplo, es tremendamente estricto: rico en proteínas, alimentos integrales, verduras y fruta fresca.

Uno de sus trucos, complementario a este, es evitar una serie de comidas que, por lo general, repercuten negativamente en el organismo como carbohidratos con alto contenido en azúcar, bebidas alcohólicas, carne roja o refrescos.

Una cosa importante que hace para poder mantener la cordura con todo esto es que, los fines de semana, se permite ‘un capricho’… es decir, una comida trampa de toda la vida. Alguna que otra pizza o un cocktail fresquito, poco más.

También hay que decir que, aparte de la estricta dieta que sigue, cuenta con algún que otro procedimiento estético encima (es mejor no engañarse y ser honestos desde el principio). Ella misma explica en sus publicaciones que toma colágeno hidrolizado, una proteína que ayuda a la formación de fibras para mantener una piel suave y joven, un cabello brillante y las uñas sanas y fuertes.

Ella afirma que esta es la mejor forma que ha encontrado para luchar contra el paso del tiempo. Es una fuerte defensora del culturismo, ya que este fortalece los músculos y ayuda a prevenir lesiones llegados a cierta edad.

Ya sabéis… si queréis llegar a los 60 sin que parezca que la vida os odia, solo tenéis que hacer lo mismo que ella.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿Seríais capaces de seguir una rutina tan firme como lo ha hecho ella? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: Difundir.