Ahora podríamos empezar esta introducción hablando de genética como si supiésemos, pero lo cierto es que no tenemos la más pajolera idea… pero, aún así, tenemos que decir alguna cosa referente a ello, por lo que soltaremos unos cuantos nombres que nos suenan que están relacionados con el campo de la genética: Mendel, cromosomas, Proyecto Genoma Humano…. y ya.

Ahora que ya hemos hecho el ridículo, iremos directamente al grano con lo que os traemos hoy: una recopilación de fotografías que nos demuestran lo curiosa que es la genética y cómo esta se transmite entre generaciones:

1Padre e hijo: Denis, 53, y William, 28

Es un poco como si se hubiese derretido… ¿no?

3Madre e hija: Julie, 61, e Isabelle, 32

Lo único que tienes que quitar es el tinte de pelo… por lo demás, son una copia literal con unos años de diferencia.

5Hermana y hermano: Karine, 29, y Dany, 25

Si es que ni el género cambia las cosas. Más allá de la barba y tal…

7Hermanas: Isabelle, 32, y Amélie, 33

Un solo año de diferencia entre estas dos y lo cierto es que es complicado diferenciarlas.

9Padre e hija: Daniel, 60, e Isabelle, 32

Con una generación de por medio y con una diferencia de género, el parecido sigue estando ahí.

11Madre e hija: Marie-Pier, 18, y N’sira, 49

Sería imposible decir que NO son familia.

24Hijo y madre: Kristof, 19, y Madined, 41

Aparte de las rastas de color… por lo demás, cuela bastante.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos caprichos de la genética? ¿Tenéis algún parecido así con alguno de vuestros familiares? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).