Hacer una película es muy caro. Si la película transcurre en la actualidad, no contratas a actores famosos y no requieres de efectos visuales… puede que la película no te salga demasiaaaado cara… pero esto no es lo habitual. Una película un poco grande requiere de muchísimas cosas y ninguna de ella es barata.

¿El vestuario? Uno de los principales gastos y uno de los que menos se suele tener presentes. ¿Cómo hacer para abaratar un poco los costes y ajustarse al presupuesto? Pues aprovechar todo lo posible de otras producciones…. lo que pasa es que no siempre se disimula bien y, muchas veces, se ve el cartón.

Aquí os traemos unos cuantos ejemplos de películas y series que, por un motivo u otro, reciclaron algunas piezas de vestuario.

1Orgullo y prejuicio, 2005 — Sentido y sensibilidad, 2008

Como ya veréis, muchas de las películas que traemos aquí son de época (se ve que había mucha crisis con el tema de la ropa por aquel entonces).

2Elizabeth, 1998 — Camelot, 2011

Teniendo en cuenta el rojo tan bonito del vestido, es normal que se quiera utilizar muchas más veces.

3Gossip Girl, 2010 — Los diarios de Carrie, 2013



Repetir ese verde tan intenso… es bastante complicado hacerlo sin llamar la atención.

4Las amistades peligrosas, 1988 — El retorno de las brujas, 1993

Teniendo en cuenta lo mal que acaba todo en la primera película, es normal que hayan sobrado trajes para la segunda.

5Juegos de mujer, 2004 — El héroe de Berlín, 2016



Es curioso ver cómo dos películas tan diferentes comparten tantas cosas ( y tan amarillas).

6Mi prima Rachel, 2017 — Victoria y Abdul, 2017

Si es que casi parecen la misma persona.



7Manolete, 2008 — Brooklyn, 2015

Una película de un torero y otra en la que se nos explica una hermosa historia de amor… ¿qué las une? Una bonita falda de flores.

8Isabel, 2014 — The Hollow Crown, 2016

La corona de la segunda es bastante más fea que la segunda… por suerte, sí supieron apreciar la bonita capa.



9La duquesa, 2008 — The Scandalous Lady W, 2015

La pobre de Margaery Tyrell, a pesar de haber explotado en mil pedazos, al menos, se llevó un bonito vestido robado a la tumba.

10Orgullo, prejuicio y zombies, 2016 — Mary Shelley, 2017

Da igual que le copie el vestido: ella es ‘nadie’.



11El día del apocalipsis, 2010 — Criadas y Señoras, 2011

Antes de vestirse de rojo y blanco, sabía llevar cosas bastante más primaverales.

12Blancanieves y el cazador, 2012 — Érase una vez, 2017



Aquí lo obvio sería pensar que se copiaron el vestido… pero lo cierto es que no: se robaron la ‘inexpresión’ del rostro.

13Friends, 1994 — Edgar Allan Poe’s Murder Mystery Dinner Party, 2016

Mira que robarle algo a ‘Friends’…

14Titanic, 1997 — Tuck everlasting, 2002

Que después de sobrevivir al hundimiento del put* Titanic vaya y te copien el modelito… madre mía.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas ‘copias’ o ‘reciclajes’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside.