Internet, para nosotros, que no nos dejamos asustar fácilmente por las nuevas tecnologías, se ha convertido en una herramienta indispensable para el día a día.

Hasta aquí no debería haber mucho problema, pero como somos expertos en hacer las cosas siempre de la peor manera (seríamos capaces de matarnos hasta con la cáscara de un cacahuete), pues terminamos haciendo tareas que no siempre acaban siendo una buena idea.

Así como buscar el amor, empezar discusiones políticas de las que no entendemos demasiado o intentar autodiagnosticarnos un dolor de cabeza con Google, son algunos de los errores más comunes, pero al menos no nos hacen perder dinero.

Aunque lo mismo no pueden decirlo aquellas personas que se han querido lanzar a la piscina, o que incluso se han llegado a volver adictos a las compras de Internet. Y no os confundáis, que no es por los chollos que se encuentran, sino más bien porque el azar mete tanta mano que podría ser más ludopatía que otra cosa.

Porque ya el ver si te toca o no lo que pediste se puede volver emocionante, no os lo vamos a negar.

Es por todo esto que hemos decidido compartir hoy con vosotros una galería de veces que «ganó la banca»:

1Ricky y Martin

Aunque más bien parece sacado de un crossover entre Rick & Morty y Plantas vs Zombies. De hecho si esa fuese la intención del muñeco, no estaría ni tan mal.

2No se parece, pero tampoco iba a salir mucho mejor.

Anda que cualquiera pillaba a La Cenicienta con un buen par de éstas…

Ahora en serio, sí que es terriblemente peor que la original, ¿Pero alguien espera de verdad que un zapato transparente quede bien?

3Deadpoo.

La gracia del traje de Deadpool es, en gran parte que no se distinga la sangre en la tela, Con el traje que le llegó a este chico por Amazon se le ve hasta la vergüenza.

4Tanto monta.

En realidad no importa mucho, el llavero del bebé tragado por un oso también era una mierda. Casi que prefiero el de la muñeca vudú peluda.

5Perfecto para que duerma el Roomba encima.

También tiene otros usos, como asfixiar a tu compañero de cama con la mayor suavidad posible.

6A veces lo mejor es que no te llegue lo que pediste.

No sé, cosas de tener un gusto de mierda y tal.

7El tamaño sí que importa.

A menos que quieras freír pulgas.

8Y a veces simplemente parece fruto de alguien que quería ver el mundo arder.

¿Sería esto parte del plan de conquista mundial de los miniosn? ¿Por qué ponen esa cara de circunstancia? ¿Si metes el pie fuerte en la zapatilla, cuenta como hundirle el pecho? Esta imagen que plantea demasiadas incógnitas…

9A veces tu mejor amigo puede llegar en el momento más inesperado:

Este tipo recibió un peluche en lugar de la pieza de tubería que había pedido.

10No es una buena idea si eres un perfeccionista.

Podrán llegarte las cosas mejores o peores, pero nunca «bien».

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu experiencia y opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir