Linda Bouderbala es una ilustradora francesa que se auto define como una eterna víctima de la nostalgia, por lo que no puede dejar de recordar los personajes de su infancia, mientras que admira a los que ve a día de hoy.

Pero un día se paró a pensar mientras hacía las labores de la casa sobre cómo eran realmente las vidas de sus personajes preferidos, ya que como todo hijo de vecino, también comen, duermen, tienen una vida, y bueno, pues que no les va a caer todo del cielo, así que al menos deberían ir al supermercado.

Seguro que alguna vez mientras hacías tu compra, te has quedado pensando en si lo que llevas en el carro puede decir algo sobre tu vida, y entonces, tal vez, y solo tal vez, hayas echado un ojo al carrito de al lado.

Es por esto, que hoy te dejamos la galería de esta artista, que quiere enseñarte qué es lo que compra cada personaje en el supermercado.

Rick.

Probablemente, además de pepinillos, tenga recurrentes visitas a la ferretería del barrio. ¿No crees?

Deadpool.

Seguro que vio el programa de Marie Kondo y se deshizo de todo para tener solo aquello que le hace feliz. ¡Su peluche de unicornio!

Pennywise.

¿Te creías, por algún casual, que los globos le salían gratis? Aunque yo tengo más ganas de verlo cargando a casa la bombona de helio.

No le dará para mucho más.

Ha dejado las setas alucinógenas por las normales. Ya era hora.

Rapunzel.

Poco desenredante veo yo ahí, mínimo debería llevarse dos o tres garrafas.

Popeye.

Las espinacas de latas no están mal, pero el día que las pruebe al ajillo lo va a flipar.



Minions.

Seguro que no les falta potasio nunca a ninguno de ellos. Aunque si van a compartir, sería mejor que compraran unas cuantas más, que no son pocos…

Llorar no sale gratis.

Quizá le rentaría más pasarse a una mentalidad más ecologista y buscarse un pañuelo de seda o una toalla… Esto es un desperdicio de papel curioso, con tanto llanto.

Catwoman.

¿Por qué compraría arena para gatos? ¿No usa el váter?

Chewie.

Un buen Champú le da la vida, eso desde luego. Ahora, lo mejor es que no los utilice demasiado intensos o dejará a todo el mundo sin olfato.

Olaf.

Le salen baratas las rinoplastias, y además, su nombre al revés se lee como se lee.

Ryuk.

Pocas manzanas veo, cinco minutos le duran.

Bender.

Todos necesitamos algo de combustible.

Jigglypuff

No los compra por gusto, eso seguro.

Profesor.

Provocando diabetes desde tiempos inmemoriales.

¿Qué te ha parecido el artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).