Cassandra Calin (@cassandracalin) es una artista rumana residente en Canadá de 21 años. Siempre le ha gustado dibujar y hacer viñetas caricaturizando su vida y sus desgracias como mujer y como persona que tiene un pelo rizado difícil de domar. Se ríe de sí misma y, para que todo el mundo se pueda identificar, lo plasma en unas graciosas e ingeniosas viñetas. Todos sus cómics se han basado en su vida, en sus dramas y experiencias, ya que le encanta reírse de sí misma y hacer broma de las situaciones más ridículas que ha vivido.

A continuación, os dejamos con una selección de sus viñetas más graciosas y tronchantes con las que de bien seguro te podrás sentir identificada. ¡Vamos allá!

1Al llegar a casa, libertad

Llegar a casa y ponerte lo más cómoda posible es una sensación de placer indescriptible. Después de haberte pasado mil horas fuera con unos tejanos que te van de lo más ajustados, llegar a casa y liberarte de ellos es uno de los mejores placeres del mundo.

2La costumbre del maquillaje

Quien no use maquillaje es un valiente que muestra su cara tal y como es, sin engaños. Pero las que usan maquillaje para taparse según qué grano u ojeras fuera de tono, cuando no te lo pones, la gente te dice que tienes mala cara. No señores… es mi cara de dormir 10 horas.

3El drama de hacerse una foto

Hacerse una foto es de lo más complicado que hay. Tú crees que estás quedando perfecta ya que te has retocado con el antiojeras, te has puesto la melena al viento, te has puesto la ropa más bonita que tienes en el caos de tu armario. Pero va, y queda así de mal.

4Cuando la productividad no está de tu parte

Cuando la procrastinación se asoma… no hay quien la despegue. Tener el plan de ser productivo un solo día y que se reviente por tu falta de rigidez.

5El drama de las hormonas

Un día normal puedes comerte solo un bombón, es más, es que ni te apetecen muchos más. Pero cuando tienes la regla… puedes comer el ejército entero de los guerreros de Terracota de chocolate.

6La poca paciencia

Ser impaciente y pintarte las uñas nunca han sido buenas aliadas. Si te pintas las uñas y de repente tienes que ir a coger un jersey, esa es tu muerte.

7La perfección no tiene límites

Vas a intentar hacerte un estilo más natural y menos grueso de lo normal, pero como tienes el puso más fino que la corra de un perro cuando ve un filete, acaba saliendo un pentagrama.

8La menstruación, tu aliada para las vacaciones

No falla nunca… si quieres irte de viaje ella no te fallará, siempre irá contigo.

9La hermosura personificada

Las fotos de DNI o pasaporte son siempre de lo peorcito. Aunque quieras ponerte la mejor de tus galas y maquillarte hasta las cejas para parecer una persona normal, no lo conseguirás. Siempre quedarás mal.

10Los recogidos siempre quedan mal

No sabemos cómo, pero siempre que intentas hacerte un recogido un poco diferente, te acaba saliendo mal. Miras a la chica de al lado que no le sale ni un pelo del peinado, y tú parece que te hayas electrocutado con un enchufe.

11Los vídeos de YouTube

Aunque te vendan que es hiper fácil, no lo es. Lo pruebas y acabas pareciendo un mapache en lugar de tener los ojos ahumados.

12La hipocondría aflora

Te ves un punto rojo en el brazo y vas a consultarlo en Google. Obvio está que te aparecen diagnósticos como cáncer o Sida. Dejemos de consultar a Google y consultemos más al médico.

¿Te han gustado los dibujos de Cassandra? ¿Te has identificado con alguno? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.