El tema del bullying en las redes sociales es el pan de cada día. Es verdad que, en esta misma página, hemos visto muchos casos en los que personas superaban sus problemas/traumas/complejos gracias a su paso por Internet. Compartían sus historias y, gracias al apoyo de la gente, conseguían, al fin, avanzar a nivel personal. Esto ha pasado y, esperemos, seguirá pasando… pero es que también está la otra cara de la moneda.

De la misma forma que muchas personas encuentran un apoyo en Internet, muchas otras no; muchas otras encuentran ahí algo muy parecido a su perdición. Casos de personas que subieron cosas a su Instagram y recibieron todo el odio que Internet era capaz de irradiar.

Stop It Not Cool GIF - Find & Share on GIPHY

Gente que, tras pasar por el mundo de la ‘Www’, acabó completamente traumatizada, llegando a puntos que, en muchas ocasiones, no tienen salida. El tema del bullying cibernético es muy serio, y por eso es tan importante tener presente historias como las que os traemos hoy.

Santiago Segura es un nostálgico… y eso es algo que sabemos desde hace bastante tiempo. En sus redes sociales, más de una vez, ha compartido con nosotros algunas imágenes en las que vemos momentos de su pasado.

Un ejemplo de ello es cuando, hace unas semanas, nos compartió una imagen de cuando tenía 21 años y lucía completamente diferente a la imagen que tenemos de él hoy en día. ¿Quién ha dicho tupé?

También tenemos el reverso de la moneda: cuando compartió, también recientemente, una fotografía tomada para promocionar el estreno de ‘El día de la bestia’ hace también unos cuantos añitos.

Pero es que este pasado fin de semana, Santiago ha vuelto a dar muestras de lo mucho que le gusta mirar al pasado con añoranza… y, sobre todo, teniendo muy presente las lecciones que ha aprendido a lo largo de estos años.

Se trata de una fotografía que nos transporta al momento en el que el actor y empresario tenía tan solo 14 años.

“14 años, entrando en la adolescencia, gordo, con gafas”, escribió con humor en su publicación. Pero es que luego venía la parte dura de esta publicación: Santiago confesaba haber sufrido de bullying toda su infancia:

“Toreando el bullying como mejor podía, intentando reclutar amiguetes para que me ayudasen haciendo cortometrajes con mi Tomavistas Súper 8″, ha detallado.

Los cómics, al parecer, también fueron un importante refugio para él: “Estudiando siempre a última hora para aprobar asignaturas que no me interesaban, leyendo tebeos todo el rato, dibujando en cualquier espacio en blanco, incapacitado para cualquier tipo de actividad gimnástica, adicto a las sesiones de programación dobles de cines de barrio, a las milhojas de nata y crema, a la televisión y con un negocio de compra/venta/cambio de cómics en El Rastro… Así era yo”, concluía.

Es importante que, personas del peso de Santiago Segura, compartan estas historias de superación. Es una de las mejores formas de, por un lado, concienciar a la gente de que estas cosas siguen ocurriendo y, por el otro lado, demostrarle a la gente que lo sufre que, con voluntad y esfuerzo, se puede salir de ahí.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿Qué pensáis de lo que nos cuenta Santiago? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Huffington Post.