A lo largo de toda la historia de la humanidad ha habido sucesos que han marcado puntos de inflexión para los ciudadanos y sus países. Desde el descubrimiento de América por Colón a la Segunda Guerra Mundial y el exterminio de gran parte de la población judía en Europa. Estos sucesos han servido para que muchos directores se inspirarán para hacer sus películas y, más concretamente, películas basadas en personas que existieron y que han podido contar su vivencia.

Pero el problema viene cuando estos personajes destacados de la historia mundial son plasmados en la gran pantalla. Los directores, para adaptar la vida del protagonista a su película, tienen que hacer algunos retoques para darle más o menos intensidad al asunto.

Así pues, a continuación, os dejamos un repertorio de películas que fueron basadas en historias reales pero que fueron modificadas para darle más brillo al film. ¡Allá vamos!

Una mente maravillosa (2001), Ron Howard

Esta película, protagonizada por Russell Crowe, muestra la vida del ganador del premio Nobel, John Forbes Nash. Hay algunas partes de su vida que no eran reales: como el discurso que en la película da cuando recibe el premio Nobel de Economía. Tampoco trabajó para el departamento de defensa de los EEUU. En la película tratan como si el protagonista fuera un buen padre, y tampoco fue así ya que nunca lo cuidó.

El pianista (2002), Roman Polanski

Wladyslaw Szpilman es el hombre en que Polanski se inspiró para hacer la película El pianista. En realidad, los sucesos reales fueron en Varsovia; sin embargo, tuvieron que rodar la película en Cracovia ya que Hitler había destruido el Gueto de Varsovia y toda la capital polaca.

Intocable (2011), Olivier Nakache y Eric Toledano

En la película, el personaje principal, Philippe Pozzo di Borgo es viudo, pero en realidad él estaba casado. Ella murió 3 años después el accidente y antes de eso adoptaron a 2 niños que fueron borrados de la historia.

Philippe se mudó a Marruecos, donde encontró el amor de nuevo, una joven marroquí que era madre soltera de 2 niñas. Finalmente, Abdel Yasmin Sellou, el exconvicto contratado para cuidar del aristócrata no es originario de Senegal, como lo muestra la película, en realidad es argelino.



Escape de Alcatraz (1979), Don Siegel

Esta es una de las películas basadas en un evento de la vida real que es casi totalmente fiel a la historia original. La película es un recuento de la historia de Frank Morris y los hermanos Clarence y John Anglin, quienes lograron escapar de Alcatraz. Las escenas también fueron filmadas en Alcatraz, pero hubo un pequeño cambio. Las celdas de los protagonistas no fueron las que ocuparon los internos.

Hachiko (2009), Lasse Hallström

La mayor diferencia entre la historia real y la producción de Hollywood es que la historia real tiene lugar en Tokio, mientras que la película se desarrolla en los Estados Unidos.

127 Horas (2010), Danny Boyle

Aron Ralston afirma que se hicieron muy pocos cambios en la historia ya que era extraordinaria por sí sola. Uno de los cambios, aparece en las primeras escenas de la película, donde Ralston se encuentra con 2 excursionistas. En realidad, solo les mostró algunas técnicas de escalada, no los llevó a una laguna oculta, como se ve en la película.

En búsqueda de la felicidad (2006), Gabriele Muccin

El cambio más notorio es la edad del hijo de Chris Gardner. Realmente el hijo era un bebé, pero lo cambiaron por un niño de 5 años. Los productores hicieron esto para agregar dramatismo a la historia porque facilitó a la audiencia ver los sentimientos y reflexiones del niño a lo largo de la película.

¿Conocías los cambios en estas películas? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros
que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso
esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: Brightside.