La humanidad está compuesta de multitud de tipologías de personas: diferentes etnias, países de origen, tonos de piel, maneras de ser, etc. Y es que, aunque decidir qué está bien y qué está mal no es de nuestra incumbencia, hay maneras de ser que chirrían más.

Gente prepotente, soberbia, molesta, repelente… es gente que repela y que dan ganas de dejarlas en medio de algún desierto. Pero, lo que más molesta de todo es la gente que tiene mucho morro, esa gente que le da igual lo que piensen los demás, la única intención que tienen es conseguir lo que quieren sin pensar en nada más.

Como el caso que os traemos hoy, una pareja de influencers que ha pedido a sus seguidores unos 10.000 euros para poder irse de vacaciones. Catalin Onc y Elena Engelhardt han abierto una cuenta en GoFundMe para que la gente colabore con el dinero que pueda para que la pareja pueda irse de vacaciones a África. Lo han planteado todo como si fuera una campaña para rescatar delfines o dar de comida a niños de países más pobres.

Claro está que la pareja no lo ha explicado así, sino que lo que han dicho a sus seguidores que como ellos no pueden conseguir un trabajo ya que es perjudicial para su labor como influencers.

Vaya, que no pueden ir a trabajar en una hamburguesería como todo el mundo para pagarse su propio viaje de vacaciones ya que no tiene nada de glamour. La cuenta que tienen en común se llama Another Beautiful Day.

Ellos mismos relatan las impresiones de sus fans, y es que la mayoría les dicen que se busquen algún trabajo para costearse SUS vacaciones y que dejen de mendigar. Pero ellos se excusan y dicen que con el impacto que tienen en las redes sociales y en las vidas de los demás, tener un trabajo “corriente” no es una opción que contemplen.

Dicen que ellos dos podrían ser modelos cuando quisieran, y así ganar dinero rápido, pero dicen que no quieren hacer publicidad del consumismo. Dicen que tener un trabajo normal en este momento sería perjudicial para sus carreras.




En su cuenta Another Beautiful Day, publicaron en un artículo que la madre de él tiene dos trabajos para así ayudarlos económicamente: “Mi madre nos ayuda con el dinero que saca de dos trabajos y no tiene mucho para ella».

«No le pedimos nada de dinero a ella, pero le encanta ayudar”. Sí chicos, seguro que matarse a trabajar rompiéndose la espalda para daros la mayoría de dinero que gana para que os lo gastéis haciéndoos fotos seguro que le hace inmensamente feliz.

Cuando publicaron esta publicación pidiendo el dinero en su cuenta de Instagram, a sus seguidores no les sentó nada bien. La gente que les sigue es gente que tiene trabajos “corrientes” y que si quieren irse de vacaciones, aunque sea al pueblo de turno, tienen que hacer horas extras aguantando presiones inimaginables para estos dos viva la vida. Esperemos que la gente tenga dos dedos de frente y les siga diciendo que se busquen trabajos como todo el mundo.




Aun siendo tan jetas, hay gente que ha colaborado para que estos dos vivales se vayan de vacaciones a seguir no haciendo nada de gratis…

¿Conocías a estos dos influencers? ¿No creéis que tienen demasiado morro? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: Mi Brújula.