Ya estamos en verano, y toca lucir cuerpazo, disfrutar de los meses de duro trabajo en el gimnasio y sentirnos orgullosos de haber conseguido este año lo que nos quedamos con las ganas de el anterior (o no).

Pero para aquellos que parecen sacados de un extraño olimpo actualizado, que gozan de una perfección que al resto nos puede llegar a asquear desde lo más profundo de la envidia menos sana posible; pues bueno, ellos también tienen su derecho a lucirse, aunque ya sea con cosas diferentes al tipín, porque eso ya no se lo quita nadie.

Esto es lo que le ha debido ocurrir a Blanca Suárez, que ha querido empezar el verano con la alegría de estrenar tattoo nuevo, y ya lo ha dejado ver en su última aparición pública.

Si bien es cierto que el brangelina español, conformado por Mario Casas y Blanca Suárez (que quizá va siendo horilla ya de ponerle un nombre también a esto, en plan: Marisuá o algo, ya iremos pasándoos ideas) se han puesto las botas este año con los tatuajes, y de hecho tienen incluso a una artista favorita, de la que ya no se despegan.

Esta es Andrea Morales, una tatuadora de Granada que ha sabido ganarse el corazoncito de la pareja, y al menos con Blanca lo ha conseguido a base de bien, tal vez sea en parte por haberle tatuado a algunos de los mayores amores de su vida.

Ya en su día Blanca dejó grabado en su piel su amor por los animales, y especialmente por aquellos que considera una parte más de su familia, pero se ve que le ha cogido el gustillo a esto del arte corporal y ha querido atreverse con algo nuevo.

Los diseños de películas infantiles y dibujos animados se han convertido también en todo un clásico del mundo de los tatuajes (quién lo diría, con la fama de chungos que siguen teniendo para algunas personas).

Pues bien, en el último evento de turno se pudo ver por fin la nueva obra de Andrea en el cuerpo de su mejor clienta, y es, ni más ni menos que un pony.

Sí, lo leíste bien a la primera, pero no es lo que esperas, un pony de la antigua serie de animación de My Little Pony (la clásica, no el remake que se hizo años después).

Pero esto no se queda aquí, y es que en la marca del pony (por si no lo recuerda, todos tienen una) puede verse un detalle muy singular: sí, el pony tiene «el mismo tatuaje» que Blanca.

¿Significará esto que es una «versión de la artista» en el universo de esta serie de dibujos?

Además, el colorido personaje también podría tener algo que ver con el gusto de la artista por teñir su cabello de tonos fantasía. ¿Se estará planteando pasarse próximamente a un look «galáctico»? Aquí estaremos esperando.

¿Qué te ha parecido el tatuaje de Blanca? ¿Crees que significa algo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Hola