Seguro que en algún momento de tu más tierna infancia recibiste como regalo un juguete que imitaba alguna herramienta que no solía ser de plástico barato: véase la heladera, el horno de pasteles, la máquina de coser o incluso un ordenador, móvil o tablet de juguete.

¿Pero qué pasa si se supieran utilizar de verdad estos cacharros? ¿Podrías coserte el vestido de la graduación con la máquina de coser rosa en miniatura que tu abuela te compró en los 20 duros? ¿Podrías programar un juego con un ordenador de juguete?

Pues bien. La protagonista de esta noticia, y del vídeo especial de hoy ha querido ponerse a prueba ella misma, pero sobretodo, se la ha jugado a la caña de pescar de Barbie.

Porque sí, por lo visto también había una «barbie pescadora» que venía con su caña y todo.

Aunque claro, poniéndonos un poco realistas, lo más probable es que lo que sí que cambiara fuese el hilo de pesca de la caña, aunque no se le va a quitar mérito al tema, pues la caña sigue siendo de unas dimensiones ridículamente pequeñas.

Seguramente non esperaba recoger una pieza tan grande, y como supo que no les iba a servir como pesca para la cena, optaron por la mejor decisión; si no lo vas a comer, devuélvelo a su lugar.

Sin duda, esta debió convertirse en la anécdota de verano para este grupo de amigos, que ahora nos ha dado ganas de probar cualquier juguete que tengamos perdido por casa.

¿Serías capaz de hacer algo tan impresionante con un juguete? ¿Cuál era tu juguete preferido cuando eras pequeño? Cuéntanos tu opinión y experiencia en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).