OT ha vuelto con mucha fuerza. Hace un par de años, la mayoría de personas se habían olvidado de que este reality de música había existido alguna vez… pero lo cierto es que no estaba muerto… estaba en un estado de letargo, esperando a despertar cuando más lo necesitásemos. Y eso llegó el pasado 2017.

RTVE decidió retomar Operación Triunfo y, con un plantel de concursantes con nombres como los de Aitana, Amaia o Alfred, la cosa no podía haber ido más rodada. La edición fue todo un éxito y, a día de hoy, muchos de los cantantes que salieron de ahí son algunos de los mayores referentes musicales de nuestro país.

Luego llegó la edición del 2018 que, a pesar de tener menos éxito (así, en general), también nos regaló a unos grandes artistas de la talla de Miki (que nos representó en Eurovisión), Alba Reche o Natalia.

Pero es que hoy os queremos hablar de uno de los protagonistas de la primera edición que, por unos motivos algo curiosos, ha pasado a ser también el protagonista de este fin de semana… no hace falta decirlo que todo ocurrió en las redes sociales (donde ocurren la mayoría de cosas buenas, vamos).

Y es que a las redes sociales no se les escapa nada en absoluto… y eso es algo que Roi Méndez no olvidará en su vida. El cantante y humorista ha protagonizado estos días una polémica a raíz de una publicación que hizo en su cuenta de Instagram después de un concierto.

La fotografía fue realizada al finalizar un concierto en Torrejón de Ardoz y, en ella, vemos al músico, junto con su banda, posando con el supuesto público que había acudido al evento a disfrutar de su música… hasta aquí todo bien, ¿no? Este tipo de fotos son bastante habituales en el mundillo de la música… solo que, en este caso, puede que haya algún truquillo detrás.

En la imagen, que podéis ver más abajo, el cantante agradece a ‘la gran cantidad de personas’ que fueron a verle al concierto y, según se puede observar, lo cierto es que había bastante público (unos cuantos miles de personas, como mínimo).

Pero es que, según han descubierto unos usuarios de Twitter, la gran mayoría de estos espectadores estarían puestos con Photoshop. La imagen estaría trucada para que, en ella, pareciera que había más personas de las que, en realidad, había.

En las imágenes que han ofrecido los tuiteros, se puede ver de forma bastante más clara dónde está exactamente el truco… y esto, como no, ha provocado un torrente de críticas hacia el cantante, la mayoría acusándolo de ‘fraude’.

Alguno de los comentarios era así de simpáticos: «Esta es una foto para Cuarto Milenio. El azar, o los alienígenas, quisieron que personas diferentes se vistan igual y adopten la misma posición simultáneamente», «qué ridículo» o «me da pena que si no les van a ver 1000 o más personas sientan que es un fracaso».

Roi se ha caracterizado siempre por su sentido del humor, pero aquí lo sospechoso es que, horas después de colgar la foto y tras estallar la polémica, el cantante borró la foto de su perfil… por lo que tiene pinta que, de broma, poco tiene.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta polémica? ¿Pensáis que lo ha hecho con ‘mala’ intención? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: El Mundo.