Mucha gente se pregunta cuál puede ser la clave del éxito para convertirse en un gran influencer en las redes sociales.

Otros, simplemente se preguntan qué es un influencer, por esto de las brechas generacionales y tal (y mira que habrá cosas interesantes por aprender).

Esto es justamente lo que le ocurrió a Omar, un obrero de la construcción, padre de una hija, y residente en Texas, cuando una tarde cualquiera, tras observar el interés de su hija por un influencer, le entró la curiosidad y le preguntó de qué se trataba.

Al principio la explicación fue breve, contó un poco sobre la vida del chico, y se le hizo poca información al padre, puesto que no entendía qué parte de aquello era realmente un trabajo, cuando le preguntó después en qué consiste exactamente ser un influencer pocas palabras más hicieron falta.

Es curioso cómo este señor en una amena charla de cinco minutos pudo comprender a la perfección los «entresijos» de la vida de influencer.

La conversación concluyó con este señor diciendo convencidísimo que eso era algo que él mismo podía hacer cuando quisiera, y aunque en el primer momento pudo parecer la típica conclusión rápida de cuñado, Omar no podía hablar más en serio.

Y así fue, se puso «manos a la obra» y abrió su propia cuenta de Instagram, en la que se dedicaba a imitar desde la ironía las fotografías de la muchachada joven de turno, pero con un toque personal.

Este trabajador tan sonriente y buenrollero no tardó en calar en la red social, donde en pocos días consiguió reunir a más de 333.000 personas para que vieran sus fotos en las redes sociales.

Así es cómo Omar empezó a cogerle el gustillo a la fotografía, al buen humor… y a los cafés bonitos. Porque sí, por aquí va la historia.

En la última actualización de nuestra fuente, se explicó el verdadero comienzo de todo esto, y es que resulta que no fue todo tan espontáneo y original como se vendió. Sí, la historia es buena, pero tan buena que ha resultado ser una campaña promocional para la marca de café «favorita» del personaje.

Aunque a todos nos ha roto un poco el corazón ver que nada ha sido real, las fotos siguen siendo fantásticas, y no nos las podrá quitar nadie.

Eso sí, ahora a algunos se nos vienen muchas preguntas a la cabeza… ¿Cómo serían nuestros padres si se hicieran influencers tal y como son? ¿Qué es realmente ser un influencer? ¿Qué es lo que se necesita para calar tan hondo en las redes sociales?

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión y las respuestas a las preguntas que planteamos en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: BoredPanda