¿Qué le pasa al cuerpo de un ‘superviviente’ cuando llega a la famosa isla? Eso es algo que muchos nos hemos preguntado a lo largo de los años, pero solo hemos encontrado una respuesta en el sentido común: más hambre = más delgados. Pero ¿es tan simple todo este asunto? Lo cierto es que no y ahora veréis por qué.

¿Qué pasa cuando ponen un pie en la isla?

Pérdida de peso

Este es el principal cambio (y el más evidente). En el momento en el que empiezan a comer menos, su cuerpo empieza a consumirse a sí mismo (hablando de forma bastante poco científica). Se producen una serie de cambios hormonales y metabólicos que repercuten de forma directa en nuestros mecanismos de almacenamiento de nutrientes… y se empieza a perder peso.

El sistema digestivo

Los millones de microbios de la flora intestinal ven repercutido su ritmo de funcionamiento normal por culpa de la falta de comida. Esto se ve reflejado en fuertes dolores de barriga, náuseas, vómitos, problemas gastrointestinales… todo bastante poco agradable… y si no que se lo digan a Violeta que, recientemente, tuvo que ser apartada del concurso por unos graves problemas digestivos.

Afectación a las hormonas

La falta de alimentos suele afectar de forma directa a los ciclos menstruales de las mujeres. Se reduce el nivel de hormona femenina en el cuerpo y se llega a dejar de ovular, ya que el cuerpo prioriza sobrevivir a reproducirse.

Problemas de insomnio

Se producen cambios hormonales, pero también cambios en el contexto: ahora se está expuesto de forma directa a los ciclos de día y noche y, sobre todo, al impacto del sol. Tu ritmo de descanso se ve desfasado. Tu única referencia horaria es el sol y eso es algo a lo que nuestro bioreloj no está acostumbrado.

La mente te juega malas pasadas

La organización del programa les proporciona un mínimo de nutrientes esenciales para que no pierdan del todo la chaveta (hablando técnicamente), pero, aún así, la cosa se suele complicar. Aún así, la mente se descompensa y se vuelven más irritables, con el tiempo.

¿Qué pasa al salir de la isla?

El físico tarda meses en adaptarse

Su cuerpo ya no tiene que luchar por sobrevivir: ahora tienen todas las comodidades a su disposición. Que el cuerpo se adapte a esto es una cuestión de semanas… y hasta meses. La melatonina es la encargada de regular (en parte) los patrones de sueño y tiene que adaptarse al nuevo entorno.

Desde la organización los guían en su recuperación y les prohíbe pegarse ‘un atracón’, regulando poco a poco la ingesta de alimentos hasta que el cuerpo vuelva a su estado ‘normal’.

Dormir se complica

Esto le pasa a casi todos los supervivientes: después de salir en el programa, no pueden dormir en un colchón por semanas. Al llegar a España, llegan a dormir en el suelo durante días hasta que, poco a poco, son capaces de pasarse al colchón.

Cuidado con la cabeza

La química del cerebro está desequilibrada y este tiene que volver a adaptarse para poder socializar bien con el resto de personas (recordad que llevamos mucho tiempo ‘aislados’). Normalmente es cuestión de tiempo… el cuerpo es listo y sabe lo que hace.

A vosotros, ¿qué os han parecido todos estos factores? ¿Estaríais dispuestos a participar en el concurso después de saber todo esto? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: Huffington Post.