Últimamente se han dado tiempos de cambios en muchos sentidos diferentes, todo el mundo empieza a sentirse nostálgico, y por ello este fue el año de las fotos del pasado, tanto con el 10 Years Challenge que teníamos al comienzo del 2019, como las imitaciones de fotografías antiguas, y más de una sorpresa que nos ha dado alguna que otra celebridad con fotografías de su más tierna infancia.

Uno de los que se sumó a esta última tendencia fue Labrador, un joven conocido por haber participado en el reality Gandía Shore, Supervivientes y MYHYV.

Aunque ya había un gran número de sus seguidores que pensaban que nunca lo verían tan diferente, Labrador quiso mostrar en sus redes sociales que su cambio es algo constante, y que su intención es la de no parar de superarse.

Y es por eso que ahora mismo todo Instagram está con la boca abierta y los ojos como platos, ya que en la última imagen que subió se encargó de demostrarle a la gente, que podía crecer incluso más de lo que ya había enseñado.

Y es que aunque ya en su día se le veía como un amante del gimnasio y que estaba en forma, ahora mismo está más fuerte que un kilo de pomelos.

Ha impresionado a sus fans con su sorprendente cambio físico.

«29 de junio del 2015: 74 kg. Vs. 12 de junio del 2019: 89 kg. Cuando me dicen que siempre estoy igual, lo único que tengo que hacer es enseñar un par de fotos». Así rezaba el pie de foto que la celebrity puso en la imagen.





Como no podía ser de otra manera, esto prometía una reacción clara por parte de sus seguidores. La fotografía no tardó en reunir más de 5.000 «me gusta» y le han concedido a Jose todo un baño de halagos.

«Yo lo veo genial, es constancia, sacrificio y rutina diaria para lograr algo hay que trabajarlo», «Sigue como eres y adelante» o «Estás hermoso y grande tete»

Según se puede juzgar por las etiquetas de la publicación, el exconcursante deseaba este cambio como un propósito realmente esperado, habiendo cumplido un objetivo clave para él. 

Ha dejado claro que va a seguir trabajando en su cuerpo para «esculpirse» a modo de mantenimiento, y por supuesto, como reto de superación personal.

Labrador lleva un tiempo ya fuera de las pantallas, y tal vez esto sea una señal de que ahora sus objetivos en la vida son otros, tal vez algunos que estén ligados a los sueños, historias de superación y el trabajo de los que tanto habla en sus últimas publicaciones.

El programa de Supervivientes parece ser que lo cambió por completo, habiendo pulido después de su paso por el reality algunos de los comportamientos que más le discutían los espectadores. Que haya madurado no significa que ya no pueda seguir luciendo su físico, siendo algo que le gusta hacer, y bueno, pues si le gusta a él, bienvenido sea. ¿Por qué no?





¿Qué piensas del cambio de Labrador? ¿Crees que serías capaz de conseguir algo así? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: La coctelera