El tema del artisteo ha cambiado mucho en los últimos años. En los años sesenta, si querías ser un artista ‘como Dios mandaba’, tenía que consumir muchísimos estupefacientes y cantar algún tipo de canción en contra de la droga descalzo… ¿qué os parece este resumen tan preciso de la historia de la música de mediados del siglo pasado?

Beatles Hello GIF by Valentino Khan - Find & Share on GIPHY

La cosa es que, en la actualidad, la forma de entender a los artistas y a su forma de expresarse ha cambiado mucho gracias a las redes sociales. Ahora, por ejemplo, lo que cuenta para ser ‘una verdadera estrella’ es la cantidad de fotos que tengas en tu Instagram en las que se te vea dentro de un jet privado vestido como si vinieses de atracar una gasolinera.

Si consigues un mínimo de estas instantáneas, ya puedes darte por satisfecho; ya puedes ir al estudio de música más cercano que, de seguro, te grabarán un par de álbumes a estrenar este mismo verano. ¡Sonarás en todas las discos de tu pueblo! ¿Quién iba a decir que ‘el chico de la Carmen’ llegaría tan lejos?

Y, ahora que eres famoso, ya solo te queda una cosa: pasar por una clínica estética para hacerte alguna cosa que modifica, de forma total o parcial, alguna parte de tu cuerpo. ¿No es maravilloso? Ahora que ya eres famoso, el siguiente paso es cambiarte lo suficiente para que nadie te reconozca. Bienvenidos al siglo XXI.

Todo esto os lo contamos porque tiene ligeramente que ver con la noticia que os traemos a continuación… por eso y porque se me ha ocurrido esta reflexión y, al sobrevalorar mis cualidades creativas por ser redactor, he pensado que sería bonito dejarlo inmortalizado en esta, vuestra página de actualidad favorita.




Vamos al grano: Cardi B la ha liado bastante. La rapera ha pillado un susto tal que ya no quiere ver un quirófano ni de lejos. Hace relativamente poco, se realizó una cirugía plástica que no ha salido como esperaba. Los efectos secundarios de la misma han sido tales que ha jurado que no se realizará ninguna más en la vida (yo, ya os aviso, no pondría la mano en el fuego por ella).

Estas eran las palabras exactas que compartía a sus seguidores en su red social de cabecera:




«He entrenado durante las dos últimas semanas porque no me voy a realizar otra cirugía», escribía en su cuenta de Twitter la mega-estrella de 26 años.

Seguidamente, compartió unas fotografías de sus pies hinchados, fruto de la intervención que se había realizado anteriormente: «Mirad cómo se me hinchan cada vez que cojo un avión y mi estómago se inflama aún más», escribió al ‘pie’ de la imagen para luego eliminarla.

La cosa es que, después del nacimiento de su hija Kulture (¿Son cosas mías o tiene nombre de revista?) se sometió a una liposucción y a un ‘retoque’ de pechos… y la cosa no salió como estaba previsto: «Realmente no debería estar actuando porque moverme demasiado va a joder mi lipo», explicaba la cantante.



«Mis pechos tienen que curarse. Odio cancelar conciertos porque amo el dinero. Soy un adicta al dinero, y me pagan mucho dinero, mucho dinero por estos espectáculos. Estoy cancelando millones de dólares en actuaciones, pero como, la salud es riqueza, tengo que hacer lo que tengo que hacer «, comentaba Cardi B en sus redes sociales… y es que, otra cosa no, pero sincera es un rato esta buena mujer.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta dramática historia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: 20 minutos.