Es posible que seas de los que les gusta subir selfies a su cuenta personal de Instagram. No es algo de lo que avergonzarse, ni mucho menos.

Hacerse fotografías y publicarlas puede ser un buen ejercicio de amor propio que muchas personas agradecen en su día a día. Por encima de los prejuicios de ego que se pueda tener, es un buen remedio contra la timidez.

Pero vamos a ponernos ahora un poco serios. No es fácil salir bien en una foto. Hay que entender algo de juegos de luces y ángulos, aprender a trastear con la cámara, acertar con el enfoque, y saber jugar con todas las posibilidades que tu entorno te ofrece.

Por todo esto, y para que no te comas más la cabeza pensando en cómo hacerte las fotos, te hemos traído una lista de ideas geniales:

1¿Te mola tu coche?

Pues lúcete con clase. Eso sí, te recomendamos que tapes la matrícula, aunque sea parcialmente. Si el coche no es tuyo no dudes en preguntarle al dueño si te deja, el no ya lo tienes, y no pierdes nada.

2La dueña de la carretera.

Lo único en lo que te insistiremos aquí es que te asegures de que sea un tramo poco transitado, y que tengas cuidado. Eso sí, las fotos serán una pasada.

3Foto en acción.

Para conseguir un resultado super natural, una buena opción puede ser una serie de fotografías en ráfaga mientras haces alguna acción, como colocarte el pelo, girar la cabeza o reír.

4Chaqueta por los hombros.

Solo ves el verdadero potencial de una chaqueta cuando la sueltas un poco.

5¡Que se note el trabajo!

Si te has currado el gimnasio, es el momento de lucirte, busca un buen fondo que le pegue a tu tipazo.

6Busca un buen jardín.

Ya sea el de la casa de un amigo, un vecino, o en el parque, no desaproveches los jardines. ¡Son unos fondos naturalmente perfectos!

7«Aquí aburrida».

Hay tardes caseras en las que te salen mejores fotos que en un estudio. Lo que tiene estar relajada de verdad.

8Utiliza las escaleras de incendios.

Especialmente si hay una emergencia, pero entonces para fotos no, claro.

9¿Tienes tus gafas a mano?

Atrévete a buscar las más divertidas y locas que haya.

10Prueba de espaldas.

Que tengas una cara bonita no implica que tengas que saturar con ella.

11Las palmeras son un plus.

No hace falta estar en Miami para sacar las mejores fotografías buenrolleras.

12El espejo retrovisor también cuenta.

No te emperres en sacarte siempre en el de tu cuarto y el del baño. ¡Los hay por todas partes!

¿Qué te ha parecido este artículo? Etiqueta a la amiga con la que te harías esta sesión de fotos y cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).